El diario El Mundo ha publicado datos importantes de las negociaciones que Leo Messi mantuvo con el FC Barcelona en 2020, un año antes de terminar marchándose libre. Se han dado a conocer altísimas exigencias del argentino que estaban fuera del alcance del club tras acceder a diversos correos electrónicos y documentos.

Dentro de una larga lista de peticiones destaca que quería un contrato de tres años con un bonus de diez millones de euros... en el que el jugador tuviera una posibilidad de prórroga unilateral y al mismo tiempo una cláusula de rescisión de 10.000 euros. También un palco privado en el Camp Nou para su familia y la de Luis Suárez, un vuelo en avión privado para viajar a Argentina con la familia en Navidad y recuperar con intereses del 3 por ciento los recortes por la pandemia.

Según informa el rotativo Bartomeu, entonces presidente del Barça, aceptó todas las condiciones salvo la cláusula de 10.000 euros y solicitó que el bonus de diez millones se pospusiera hasta que el club se recuperase económicamente del impacto de la pandemia. Estas diferencias terminaron saldándose sin un acuerdo y con la marcha de Messi al PSG.