La FIFA amenazó a las selecciones con sancionar con tarjeta amarilla si los capitanes portaban el brazalete ‘One Love’. Ante esta decisión, los equipos están renunciando a llevarlo. Inglaterra, Gales, Dinamarca, Alemania, Holanda y Suiza no lo portaron y Eden Hazard, capitán de Bélgica, tampoco.

Al ser preguntado acerca de esta decisión, Hazard dijo estar centrado en el fútbol. "No me siento cómodo hablando de eso porque estoy aquí para jugar al fútbol", dijo el jugador. "Nos condicionaron un poco con la amenaza de sanción. No quería comenzar el partido con una tarjeta amarilla, habría sido un problema para el resto del torneo".

No obstante, Alemania, pese a que Neuer tampoco portó el brazalete, protestó durante la foto antes del partido. Los jugadores alemanes se taparon la boca en señal de protesta ante la decisión de la FIFA de limitar la libertad de expresión durante el Mundial.

Alemania protesta antes de su partido Alemania

Por este tema se le preguntó al capitán de Bélgica, que dejó unas sorprendentes declaraciones vinculando la protesta con la derrota de los alemanes ante Japón. "Sí, pero después perdieron el partido", respondió el capitán belga. "Hubiera sido mejor no hacerlo y ganar. Estamos aquí para jugar al fútbol. Yo no estoy aquí para enviar un mensaje político. Queremos estar centrados en el fútbol".