En el FC Barcelona lo tienen muy claro: el camino de Leo Messi y el suyo se volverá a cruzar. Es lo que destilan las palabras de su director deportivo, Jordi Cruyff, que manifiesta abiertamente que el futbolista argentino y el club merecen "un último baile juntos". Está por ver si logran que se dé como futbolista o si, por el contrario, han de esperar a que se retire para que lo haga desde otro rol.

"Leo Messi y el FC Barcelona tienen que volver a estar juntos algún día. Eso está claro", señalaba Cruyff en los micrófonos de RAC1 en un tono optimista. Posteriormente matizaba que no tenía que ser necesariamente como futbolista, aunque tampoco cerraba la puerta a ello: "Quizás ese día sea después de que finalice su carrera... Pero Messi y el Barça se merecen darse un último abrazo, un último baile juntos".

Todo esto no es casualidad, ya que prácticamente desde el instante en que Messi puso un pie fuera del Camp Nou se ha movido la rumorología alrededor de su posible regreso. La primera temporada aduciendo que no estaba cómodo en el PSG -sus números fueron muy pobres- y en la segunda explicando que podría querer regresar, máxime con la tensa relación que mantiene con Kylian Mbappé. Pero de momento parece que el cuadro parisino quiere seguir contando con él las próximas campañas y Messi no se ha significado en sentido contrario.