Tras una larga madrugada en el hotel de concentración de la selección española femenina en Oliva, Valencia, con una reunión que se alargó durante siete horas, todas las partes han llegado a un acuerdo que desatasca la situación en la Federación Española de Fútbol con un compromiso firme de realizar cambios inminentes en el seno de la Real Federación Española de Fútbol.El presidente del CSD, Víctor Francos, fue el primero en contárselo a la prensa: 21 jugadoras se mantienen en la selección y viajarán a Suecia, mientras que dos de ellas, “por falta de ánimo y malestar personal” abandonarán la concentración.También se ha pronunciado el responsable de fútbol femenino de la RFEF, Rafael del Amo, que ha defendido la decisión de dejar fuera de la lista a Jenni Hermoso “para protegerla de la presión”.