El Kily González empieza a despuntar como entrenador: Tiene a Unión invicto y líder en Argentina

El exjugador del Valencia ganó en la última jornada del campeonato argentino antes del parón por la Copa América remontando para colocar a Unión Santa Fe en lo más alto con 13 puntos, junto a Huracán y Talleres

Kily González durante un partido de Liga Argentina

Kily González durante un partido de Liga Argentina / LPF

EFE

La victoria de de Unión, junto a la de Huracán, dejó a ambos conjuntos invictos en la cúspide de la Liga Profesional de Argentina junto a Talleres, en la quinta y última jornada antes de la pausa por la disputa de la Copa América.

Y es que el Kily González, histórico jugador del Valencia, está empezando a despuntar en los banquillos de Argentina. Tras entrenar al filial de Rosario, el rosarino dio el salto al primer equipo del club de su tierra, antes de cambiar de aires para firmar con Unión Santa Fe, con el que es líder invicto junto a Talleres y Huracán. Con un 5-3-2 como dibujo favorito, el equipo del Kily tan solo ha encajado dos goles en lo que llevamos de campeonato argentino, el mejor registro defensivo junto a Huracán.

El triunfo de los santafesinos fue de la forma más épica posible, al remontar el tanto inicial de San Lorenzo para acabar consiguiendo los tres puntos en los últimos minutos.

Tras el partido, el autor del primer tanto local, Pardo, habló de cómo es el Kily como entrenador: "No es normal la cercanía que tiene el Kily con los jugadores, con otros cuerpos técnicos no se ve así... hemos formado una familia".

El Ciclón se adelantó al filo del descanso gracias a un gol del delantero Alexis Cuello tras una mala salida del guardameta local.

Unión fue creciendo en el partido y generando ocasiones a la portería de San Lorenzo, incluyendo un gol anulado a Gonzalo Morales, hasta que por fin igualaría la contienda gracias a un gol del central Franco Pardo en un saque de esquina.

El Tatengue tardó menos de tres minutos en romper el empate, en una jugada donde Morales pudo resarcirse y ser el héroe de la noche para su equipo.

El resultado deja a los de Boedo en una dura situación, ya que se encuentran cerca de los puestos de descenso, y además tendrá que buscar un ariete en el mercado de traspasos ante los rumores que circulan sobre su delantero paraguayo Adam Bareiro.

Huracán también ganó

Huracán por su parte tuvo una cómoda victoria por 1-0 ante Independiente de Rivadavia, con una destacada actuación del ariete Ignacio Pussetto que con cinco goles es oficialmente el máximo goleador del campeonato.

En un partido con sabor a despedida del exatacante de Watford y Udinese, el Globo se impuso con autoridad ante un conjunto mendocino mermado por la expulsión por roja directa del defensa Francisco Petrasso en la segunda parte.

"Que sea lo que tenga que ser. Si me toca irme de Huracán, lo haré feliz, y si me toca quedarme, obviamente que también", declaró Pussetto en una entrevista postpartido.

El último partido del campeonato doméstico fue el empate 1-1 entre Atlético Tucumán y Defensa y Justicia.

El Decano dio el primer zarpazo de la noche en una gran jugada colectiva que culminó con un cabezazo del nueve Marcelo Estigarribia que dejó solo al mediapunta Renzo Tesuri para que rematara a placer.

Los de Florencio Varela consiguieron nivelar la contienda gracias a un error defensivo de los tucumanos, aprovechado por el punta Aaron Molinas antes del descanso.

El segundo tiempo estuvo muy competido por parte de ambos cuadros, donde ninguno de los dos conseguía imponer su juego aunque los blanquiazules tuvieron las oportunidades más claras de recuperar su ventaja.

Los locales llegan al parón a cinco puntos de distancia de la zona baja de la tabla anual, mientras que el Halcón se mantiene en tierra de nadie mientras busca un sustituto para el hueco que dejó la renuncia de Julio Vaccari al banquillo bonaerense.