Selecció Valenciana

De la unión con Murcia y el fútbol en guerra a 18 años de ausencia

Los orígenes de la ‘Selecció’ se fundamentan en el Campeonato Interregional, en el que el equipo de «Levante» lo formaron valencianos y murcianos. En 1936, en plena Guerra Civil, los partidos contra Cataluña fueron «en beneficio» del Frente Popular

Selección que en 2005 venció a Colombia en Mestalla, con Juan Sánchez como capitán, junto a otros ilustres

Selección que en 2005 venció a Colombia en Mestalla, con Juan Sánchez como capitán, junto a otros ilustres / FFCV

Pascu Calabuig

Pascu Calabuig

La selección valenciana, dormida desde diciembre de 2006, principalmente, por falta de financiación, cuenta con más de cien años de vida. Desde sus orígenes, en torno a los años 20 del pasado siglo, hasta la última cita en la Navidad de hace 18 años, cuando venció por tres goles a uno a Perú en el Martínez Valero de Elx. Un periplo marcado por décadas de ausencia y claramente dividido en dos etapas. La primera, entre 1918 y 1944, y la segunda, entre 2001 y 2006.

El embrión de la Valenciana data de finales de los años 10 del siglo XX, prácticamente, a la par que en el resto de España crecía la inquietud por el «football». En ese contexto, un combinado de jugadores valencianos disputaría un doble choque ante un conglomerado de futbolistas aragoneses al que goleó por dos veces. No obstante, según la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana (FFCV), el origen se consolidó a inicios de los 20 con un equipo formado por valencianos y murcianos, ya que la Federación Levantina reunía a clubes de ambas regiones.

Cuando los clubes aún estaban definiéndose, el impulso de la Federación Española al Campeonato Interregional propició que el país viviese el momento de mayor esplendor del fútbol regional. La Valenciana, bajo el nombre de «Levante», se topó tres veces sin éxito con Andalucía, bautizada como «Sur». En 1922 en Algirós, en Sevilla al año siguiente y en 1928, en Málaga, meses antes de empezar la Liga. Bayo (Cartagena), Martínez (Murcia), Alanga (Cervantes Castellón) y los valencianistas Marín, Civera, Piñol, Montes, Hipólito, Estevan, Rino y Cubells conformaron el primer once «levantino».

El recorrido histórico de partidos de la Selecció desde 1918 a 2006, cuando jugó el último en Elx

El recorrido histórico de partidos de la Selecció desde 1918 a 2006, cuando jugó el último en Elx / P. C.

En la segunda cita, el equipo dirigido por Ramón Leonarte, le compitió de tú a tú a un grupo andaluz compuesto al completo por hombres del Sevilla. Tras el empate a dos, obra de Cubells, en un estadio repleto que coaccionó al colegiado, el juego «se hizo violentísimo y brutal», según las crónicas del 12 de noviembre de 1923. «Se va a por el rival antes que al balón. Los jugadores ruedan a cada momento por el suelo, y el árbitro no muestra ninguna autoridad», escribía la prensa sobre un «match» que decantó la estrella sevillana, Spencer (3-2). Curiosamente, el árbitro que aquel día perjudicó a los valencianos, Luis Colina, terminaría siendo después secretario general del Valencia

Concluido el fervor de aquel periodo de fútbol entre regiones, con algún episodio posterior aislado, combinados valencianos jugaron varios amistosos contra el Valencia FC. Por ejemplo, el encuentro que sirvió en 1931 de homenaje al mítico Rino, o el que, en febrero del 36, se organizó para recaudar fondos para la familia de Santacatalina, que había fallecido de modo inesperado a causa de una pulmonía.

Primer parido de la Valenciana, llamada "Levante" en 1922 ante "Sur", que correspondía a Andalucía

La imagen es del primer partido del combinado «levantino» en 1922, que vistió con «jersey barrado con los colores del escudo valenciano y pantalón negro». / FFCV

Por la liberación de Zamora

Durante ese mismo año, ya en plena Guerra Civil, la Valenciana reapareció en la escena con un doble duelo frente a Cataluña. Durante el fin de semana del 16 al 18 de octubre de 1936, se celebró en Barcelona un festival cívico-festivo «en beneficio de las milicias antifascistas» y, entre sus principales promotores, estaba el presidente del Valencia, Josep Rodríguez Tortajada, y también del Partido Valencianista de Izquierda. El duelo en Les Corts fue el colofón a una serie de actos que tuvo otras pruebas atléticas y un desfile fallero. La Selección, totalmente compuesta por valencianos de nacimiento o adopción y con mayoría de jugadores del Valencia sobre Gimnástico y Levante, la comandaba Eduardo Cubells

El choque concluyó con victoria catalana, pero lo más significativo de aquellos días sucedió en el descanso. Los capitanes de ambos combinados, Iturraspe y Vantolrà, ascendieron al palco para pedir a Tortajada y Lluís Companys que hicieran todo de su parte para la liberación de Ricardo Zamora, preso en Madrid, donde los medios franquistas lo daban por fusilado. Un mes después, en noviembre, los valencianos arrollaron a los catalanes. Una exhibición presenciada desde el palco de Mestalla por los marinos soviéticos del Komsomol.

Renacimiento en 2001

A pesar de la instauración del franquismo, la selección valenciana jugó en 1944 dos nuevos partidos frente a Cataluña, aunque ya sin el factor reivindicativo de la década anterior y sin las mismas muestras de fraternidad. Pasada la posguerra, el sentimiento nacionalista fue apagado a la fuerza por la dictadura. En ese difícil escenario, la Valenciana no volvería a latir hasta principios de este siglo XXI. En la Navidad de 2001, con David Albelda y Javier Farinós como emblemáticos capitanes, la Selección superó a Lituania por 4-1. Mestalla, como epicentro en cuatro de los seis partidos de la época moderna, registró asistencias de entre unos 15000 y 25000 espectadores.

La pérdida de la ayuda económica de RTVV y el desinterés generalizado de clubes y jugadores aparcaron la historia de la ‘Selecció’ en diciembre de 2006 con un equipo que, pese a bajas de importancia, reunió a estrellas como Rufete o Roberto Soldado.

Suscríbete para seguir leyendo