16 de abril de 2018
16.04.2018
16/04/2018

Hace tiempo que Marcelino habla en futuro

El Valencia CF vuelve a ser cuarto después de la derrota en el Camp Nou y, tal como explicaba Marcelino, es el puesto que ahora más o menos le corresponde

05.05.2018 | 10:37
Hace tiempo que Marcelino habla en futuro

El Valencia CF vuelve a ser cuarto después de la derrota en el Camp Nou y, tal como explicaba Marcelino, es el puesto que ahora más o menos le corresponde después de no haber podido superar esta temporada en ninguno de los partidos a los tres que tiene por delante. Es una manera de simplificar las cosas porque el equipo, y el entrenador lo sabe, tiene todavía serias opciones de ser cuanto menos tercero con el calendario que le resta empezando por el partido de este miércoles ante el Getafe. En realidad, Marcelino mide sus palabras ya desde hace algunas semanas pensando más en el futuro que en los partidos que faltan, en los que no tardará en confirmar matemáticamente la Champions después de haber logrado ya un primer paso que es volver a Europa, ahora mismo un dato menor pero quién lo hubiera pillado el año pasado o el otro. Un éxito porque lo mínimo que ha de ofrecer el Valencia CF a sus aficionados en cualquier temporada es pelear por todo y al menos estar siempre en Europa.

Dentro de ese hablar pensando en el futuro el técnico se refirió a que hay que crecer para competir con esos equipos que sabemos y con el resto de grandes de Europa, y para crecer, una vez instaurados un orden y una dinámica de trabajo que funciona, todo pasa por reforzar las posiciones que están bien y cambiar piezas en las otras que no convencen tanto. O sea, vender y fichar. Mercado. Lo dijo el día en que el Valencia no logró echarle el guante al Barça porque falló sus oportunidades de gol, lo que de manera irremediable pone un primer foco en los delanteros, lo pretendiera él o no. Aunque es evidente, como ya hemos contado, que los técnicos están buscando por varias vías reforzar el ataque. Lo de Vietto es de cajón porque, entre otras cosas, apenas ha transmitido nada positivo en todos estos meses más allá de aquel partido de la Copa. A partir de ahí viene el meollo. Rodrigo, casualmente el que falló en el Camp Nou, no está entre los que Marcelino cree mejorables. Luego está Zaza, que no solo ha caído bien entre la afición sino que en su versión de la primera vuelta tampoco es fácil traer uno mejor sin gastarse una fortuna. Y, por último, Mina, un cuarto delantero por llamarlo de alguna manera que ha hecho bastantes goles y goles importantes. A ver qué nos dice el mercado.

Más artículos de opinión de Julián Montoro, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine