02 de enero de 2019
02.01.2019
02/01/2019

Entre Nuno Espirito Santo y Marcelino

Hubo un momento en que a Nuno Espirito Santo, aunque tenía mejores resultados que Marcelino, le cantaban "vete ya" en Mestalla cada partido

02.01.2019 | 21:31
Entre Nuno Espirito Santo y Marcelino

Hubo un momento en que a Nuno Espirito Santo, aunque tenía mejores resultados que Marcelino, le cantaban «vete ya» en Mestalla cada partido. Si perdía, si empataba y hasta alguna vez después de ganar, si no me falla la memoria. Aquello no tenía una explicación lógica desde la prepotencia del portugués y le estaba comiendo la moral, y además tenía descolocados a los responsables de Meriton. Como eran entonces los que eran, Layhoon y compañía, no debió ser difícil hacerles creer que con un par de entrevistas medio preparadas y otro par de perfiles en Twitter y Facebook iban a cambiar en un plis plas la imagen del técnico, contrarrestar esa corriente que le quería echar del banquillo y del club. Se ve que ya había «malos aficionados» mucho antes de la llegada de Anil Murthy. Cómo acabó aquello ya lo sabemos, pocas semanas después Nuno fue despedido y aquellas cuentas en las redes sociales, que habían tenido el efecto exactamente contrario al previsto, siguen hoy activas aunque en desuso.

El sondeo

Viene esto a efectos de la importante caída en la popularidad de Marcelino según el sondeo que publica hoy SUPER, una encuesta con varios años de tradición que suele ser un buen termómetro de la situación del Valencia CF. Llama la atención no solo la bajísima nota del entrenador, sino también de aquellos elementos a los que más vinculación se les supone con el criterio de Marcelino, como los delanteros que ficharon el pasado verano o, cómo no, Parejo. Esto lleva a pensar que el hecho de que Mestalla ha respetado al entrenador puede que tenga mucho que ver con el miedo a lo que pueda hacer Meriton después, más que a una fe absoluta en que el trabajo de Marcelino junto a los refuerzos que pueda haber en enero acabarán cambiando esta dinámica negativa, aunque esto ya es una interpretación particular.

Toque de atención

En cualquier caso, aunque el toque de atención es para que lo tengan en cuenta, no veo a Marcelino abriendo perfiles en las redes sociales para intentar cambiar esta opinión, ni tampoco al club tal como es hoy capaz siquiera de proponerle semejante cosa. El entrenador sabe perfectamente que solo hay un camino para volver a sacar buenas notas que es hacer bien los exámenes, que en el fútbol es ganar partidos.

Más artículos de opinión de Julián Montoro, aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook