29 de marzo de 2019
29.03.2019
29/03/2019

El marrón del estadio

El día de la inauguración, que llegará, querrán salir todos en la foto, porque hay una serie de plazos pero nadie puede decir ahora mismo que se vayan a cumplir

29.03.2019 | 11:27
El marrón del estadio

Tiene razón Fernando Giner, no el presidente de la Asociación de Futbolistas sino el portavoz de Ciudadanos, aquí parece que el problemón que tiene la ciudad con el asunto del nuevo estadio es exclusivamente del Valencia CF. No digo que Ribó tenga que terminar el campo, desde luego que no, son Meriton y Peter Lim los que se comprometieron a ello y es lo que hay que exigirles, pero ponerse excesivamente de perfil en un tema que afecta a la imagen de la ciudad y sobre todo opinar gratuitamente sobre rumores y supuestos tampoco ayuda. El día de la inauguración, que llegará, querrán salir todos en la foto, los que sigan ahí, porque hay una serie de plazos pero nadie puede decir ahora mismo que se vayan a cumplir aunque el Valencia CF ha anunciado varias veces que sí.

El club, aunque entonces en pleno hinchazón de la burbuja inmobiliaria no parecía importante a nadie, se puso a echar hormigón sin tener un proyecto ni la financiación del mismo asegurada. Y lo hizo con el visto bueno de los que ocupaban entonces los despachos en el ayuntamiento y la Generalitat. A Meriton le podrán pedir ahora que agilice o incluso que recuerde su compromiso de comprar la parcela de Mestalla por 150 millones si ninguna oferta alcanza esa cifra, pero no que cometa el mismo error de reanudar las obras sin el dinero para acabarlas, ni que lo obtenga a base de vender a media plantilla y devaluar el equipo.

El aficionado –y son muchos– puede esperar sin trasladarse al nuevo estadio como de hecho lleva años esperando, pero no sin pelear por la Champions League o sin la ilusión por ganar una Copa como la del 25 de mayo próximo en Sevilla, eso es algo que han de tener muy claro todos los actores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook