30 de junio de 2019
30.06.2019
30/06/2019

No lo puedo creer, ¡la Copa antes que la Champions!

Lo que ha cambiado el Valencia CF en dos años

30.06.2019 | 11:58

Le preguntan a Anil Murthy con qué momento se quedaría de estos dos años como presidente del Valencia CF y la respuesta no es haberse clasificado los dos años para jugar la Champions, sino el título de la Copa conquistado en Sevilla. Más allá de que no es lo mismo ganar que acabar cuarto, por mucho que el premio de la Champions es precisamente el dinero que da la estabilidad, la respuesta evidencia que ellos empiezan a entender lo que es este club, a comprender a la afición. Seguramente no era tan fácil en tan poco tiempo para esta gente que viene de tan lejos, lo que les ha costado bastantes críticas y disgustos. Él y Mateu le han dado la vuelta a la gestión de este Valencia, que era el principal problema de Meriton en sus primeros años al frente de la entidad, y los resultados están ahí mucho antes incluso de lo que ellos mismos esperaban.


Talento

Basta darse una vuelta por el mundillo fútbol para comprobar que la decisión de Marcelino –aceptada por el Valencia CF– de no incluir entre los 25 para la próxima temporada a Kang In Lee no se entiende demasiado. Está claro que esta tiene que ser una plantilla para dar un salto de calidad y cantidad, que esto es el Valencia, que pelear para estar arriba en LaLiga y competir en la Champions no es fácil y requiere más madera, más nivel y competencia en todas las posiciones. Todo eso es así, lo que no se acaba de entender es precisamente que un jugador con su talento y que progresa a esa velocidad no pueda tener cabida alguna en este escenario, tener sus minutos y sus oportunidades. Seguramente la opción de buscar una buena cesión para que vuelva siendo más futbolista va a salir bien, porque el talento unido a la ambición y las ganas de triunfar siempre se acaban abriendo paso, aunque a muchos nos habría gustado verlo ya esta temporada ganarse un sitio en este equipo. A la próxima será.


Más opiniones de Julián Montoro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook