21 de julio de 2019
21.07.2019
21/07/2019

Parece que Lim ha encontrado su lugar

Con esta nueva estrategia ha conseguido enderezar el rumbo del Valencia CF

21.07.2019 | 11:39
Parece que Lim ha encontrado su lugar

Ha sido a base de golpes pero parece que efectivamente el máximo accionista del Valencia CF ha sabido tomar la posición que le corresponde en esta aventura, que es la de apoyar de todas las maneras que pueda y se le ocurra los planes y decisiones de sus principales ejecutivos. Así es como ha conseguido enderezar el rumbo y llevar el proyecto a unos números que cada vez se parecen más a los que un día puso en negro sobre blanco para comprar las acciones del club. Perdió un tiempo importante que no ha sido decisivo porque reaccionó antes de que todo se le fuera de las manos, peor estuvo tan cerca del fracaso que seguramente ahora valora más que nadie lo conseguido por Mateu Alemany y Marcelino, sin olvidar la figura del presidente. Soy consciente de que cada vez que escribo algo bueno de Anil Murthy me van a caer algunas críticas de un sector muy concreto del valencianismo, pero las evidencias son las que son y este Valencia CF ya nada tiene que ver con el caos de la etapa de Layhoon Chan, a la que deseamos lo mejor con sus nuevas funciones en Meriton pero siempre lo más lejos posible del fútbol, o al menos de este club.

¿Y cual es ese papel que corresponde al máximo accionista, en definitiva el dueño? Este Peter Lim que hoy mismo vendería a un futbolista para fichar a Otamendi pero no lo hará si no es en las condiciones y tiempos que le va a marcar Mateu es el mismo que hace tres años vendió a Paco Alcácer al Barcelona sin que se enterase su director deportivo. Lim ha de involucrarse, opinar, colaborar, consensuar y llegado el momento dar el respaldo financiero a aquellas operaciones que se consideran estratégicas para la sociedad como lo fue en su día Gonçalo Guedes. Y disfrutar, porque nadie invierte en el fútbol para sufrir y ver su prestigio y su buen nombre por los suelos.
Hay cosas de Lim que gustan y otras no, como hay cosas de Marcelino que gustan y otras no tanto, pero esto se puede decir que funciona y evoluciona, como lo demuestra el hecho de que el Valencia CF tiene ahora mismo una posición y una plantilla que muchos otros desearían. Y esto, aunque empezó con la llegada de Anil y posteriormente de Mateu y Marcelino, es algo que se ha conseguido después de una temporada especialmente tensa y difícil en muchos aspectos, lo que sin duda le da todavía más valor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook