16 de enero de 2020
16.01.2020
16/01/2020

Algo sobre la urgencia del Nou Mestalla

La prioridad del Valencia CF también es acabar el estadio pero sin debilitarse deportivamente

16.01.2020 | 04:50
Algo sobre la urgencia del Nou Mestalla

Mucha urgencia hay en el ayuntamiento para que el Valencia CF resuelva lo del Nou Mestalla, que evidentemente es un problema y por partida doble para la ciudad, porque tiene paralizado el nuevo estadio en Cortes Valencianas y también la ATE del viejo coliseo de la avenida de Suecia. Desde luego que a los actuales regidores les encantaría inaugurar ese estadio y además que todo se haga mediante una operación lo más correcta y limpia posible en beneficio de la mayoría, cosa que está bien, aunque tampoco está de más echar un poco la vista atrás, ver en qué punto está ahora el problema y dónde ha llegado a estar.

El Nou Mestalla, esa operación urbanística, es un «embrollo heredado» como dice la vicealcaldesa, pero heredado también por este Valencia CF, no solo por este ayuntamiento y esta Generalitat. Es cierto que Meriton y Peter Lim se comprometieron a solucionarlo y en base a ello hay que exigirles que lo hagan, y que lo hagan pronto y bien, como también es verdad que la Guardia Civil llegó a investigar una operación anterior alrededor de esas parcelas y del estadio (Newcoval/Rodrigo Rato) porque existían «abrumadoras pruebas» de la existencia de delitos fiscales, por blanqueo de capitales y corrupción. Y también es cierto que el Valencia CF, desde que se produjo la venta, está pagando a la ciudad todo lo que antes no se pagaba porque los que gestionaban el club eran así de guapos y así de listos, sobre todo en lo referente al dinero público que es el de todos los ciudadanos.

Tengamos presente que el Valencia CF, romanticismos aparte, es el primer interesado en solucionar el problema y le gustaría tener cuanto antes su nuevo estadio disponible para mudarse, un estadio moderno para disfrute de todos los aficionados, pero tengamos presente que el Valencia CF es un club de fútbol, no una inmobiliaria ni una constructora. La prioridad, en la medida de lo posible, es que el hecho de culminar ese proyecto urbanístico no le debilite deportivamente, como ha ocurrido a otros clubes. Y eso también es algo que al final beneficia a la ciudad, no es lo mismo un Valencia CF compitiendo en la Champions League, con miles de aficionados que vienen de visita con la excusa del fútbol, que un Valencia CF perdido en la clasificación y sin competir en Europa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook