07 de julio de 2020
07.07.2020
Superdeporte
08/07/2020

La caja de Peter Lim

Lim no es el culpable de la crisis del coronavirus, pero sí el responsable de que el equipo esté otra vez fuera de Champions

08.07.2020 | 03:10
La caja de Peter Lim

El máximo accionista del Valencia CF ha tenido que mojarse de nuevo y aportar liquidez al club en un momento en que su popularidad está bajo mínimos. Como es el propietario, ya lo sabemos, no le queda más remedio que hacerlo, pero no pocos equipos de LaLiga quisieran disponer ahora mismo de esa caja que, a vista de los resultados, se podría aprovechar bastante mejor. En realidad, poco o nada se le va a valorar al señor Lim que garantice esa estabilidad económica, incluso en un momento crítico para los clubes como el que vivimos, si después no desmuestra la misma implicación a la hora de elegir los mejores gestores para sacar rendimiento al principal patrimonio del club, que es su plantilla de futbolistas.

No, Lim no es el culpable de la crisis del coronavirus por mucho que vive en Singapur y el 'bicho' viene de Asia, pero sí el responsable de que el equipo esté otra vez fuera de la Champions League, que recordemos es su gran objetivo. No falla los goles de Maxi, que esta vez por fin acertó, ni comete los penaltis de Diakhaby, sin palabras, pero estos lodos vienen de las lluvias de agosto y septiembre, cuando desmontó un proyecto que ya estaba en marcha para volver a presentar como alternativa a un amigo de su amigo. No era Neville, faltaría más, pero Celades no estaba a la altura de las circunstancias ni de la exigencia que él mismo, hablo de Peter Lim, debería ser el primero en autoimponerse.

Cuando salió a jugar el equipo ya estaba fuera de la pugna por la Champions, un detalle en el que apenas habíamos reparado porque en los partidos anteriores había tirado ya casi todas sus opciones. A duras penas sigue este Valencia en la pelea por la Europa League gracias a ese gol de Kang In Lee. Es importante, pero lo trascendente se cuece fuera de los estadios vacíos cuando vamos a comsumir ya el primer tercio de julio, cuando los equipos suelen empezar a rodar. En todos esos planes de futuro más o menos inmediato el coreano es materia aparte. Y materia sensible. Demuestra el niño que puede ser cualquier cosa menos un marrón para el Valencia CF o para el entrenador de turno, que es en lo que se ha convertido. Es un tema a solucionar con urgencia, si como parece el club no lo quiere vender, entonces tendrá que proponer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook