27 de noviembre de 2020
27.11.2020
Superdeporte
27/11/2020

No puede ser casualidad

Este Valencia CF empezó a armarse de verdad y a demostrar pleno compromiso justo el día que el 'pulpo' salió por la puerta del vestuario

27.11.2020 | 14:57
No puede ser casualidad

Lágrimas, dolor, pasión, locura, auténtica adoración... Son las imágenes en Argentina y en tantos lugares del mundo que evidencian algo tan simple como que el fútbol no es un juego, es parte de la vida de tantísima gente, es en realidad la vida para muchos y como tal merece un respeto que a menudo se le pierde. Maradona nunca dejó a nadie indiferente, desde luego no con su fútbol pero también con su disparatada existencia, su arrolladora personalidad. No lo hará tampoco después de muerto, aunque los dioses y los mitos no mueren.

Los demás sí, por eso cuesta trabajo escribir un día como hoy de un tipo como Geoffrey Kondogbia, desde luego mucho más de lo que los aficionados del Valencia CF han tardado o tardarán en olvidarse de él. Quizá le engañaron, pero él también nos engañó, demostró que no es trigo limpio, lo hizo tan mal que ni siquiera sus dardos hacia Anil Murthy le van a salvar del desprecio. A esto en política se le llama cambiar de chaqueta, una práctica muy extendida en ese mundillo que tampoco es precisamente perfecto, pero no deja de estar mal.

Y dicen que no hay mal que por bien no venga. Es curioso ver como este Valencia CF empezó a armarse de verdad y a demostrar pleno compromiso justo el día que el 'pulpo' salió por la puerta del vestuario para ponerse la camiseta del Atlético de Madrid. No puede ser casualidad.


Más opiniones de Julián Montoro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook