10 de enero de 2021
10.01.2021
Superdeporte
10/01/2021

Gracia no querrá que lo echen

El Valencia CF compite con clubes a los que triplica en coste de plantilla pese a la tijera caprichosa de Murthy

10.01.2021 | 19:30
Gracia no querrá que lo echen

Dice el entrenador del Valencia CF que tanto él como los futbolistas están muy convencidos de que este es el partido, que es como decir que de hoy no pasa y que por fin nos van a regalar una victoria. Me gusta porque quiere decir que el equipo le ha transmitido buenas vibraciones y que él mismo incluso las transmite también. Lo primero no es novedad porque estos jugadores, incluso perdiendo y empatando partidos, casi siempre han mostrado en el campo esa predisposición y las ganas de cambiar la situación, lo segundo sí es más noticioso porque no sucede habitualmente que Javi Gracia se moje en sus comparecencias, a riesgo de volver a perder y quedar en evidencia.

Ahora que cualquier partido puede ser el último, porque la decisión que tomó el máximo accionista puede cambiar en cualquier momento y casi se puede asegurar que cambiará si no ganan partidos, igual las cosas se perciben de otra manera. Por mucho que quiso marcharse y en su día puso su cargo a disposición para que le perdonaran la cláusula de salida, a ningún entrenador que tenga orgullo y considere que tiene un prestigio le gusta que lo echen de un club como el Valencia CF. Una cosa es irse, otra verse destituido por malos resultados.

Los astros

Y la cuestión es que, después de ocho sin ganar en LaLiga, algún partido tiene que ser el partido. Algún día se tendrán que alinear todos los astros para que el Valencia CF gane por fin un partido, cosa que no ha logrado desde hace más de dos meses, por eso está donde está, compitiendo con los clubes a los que triplica en presupuesto y coste de plantilla, pese a la tijera caprichosa de Anil Murthy. No sé cómo andarán los astros con tanta borrasca sobre la península, pero si hay un partido que puede cambiar muchas cosas es precisamente este, por ser el primero, por ser un rival de los que sí van a pelear por salir del infierno y por el valor añadido que tiene lo mucho que va a exigir arrancar esa victoria.

Refuerzo muy necesario

Por las condiciones del terreno de juego, por la dificultad de jugar con un frío de narices, por las condiciones del rival y las suyas propias, lograr esa victoria en un partido tan áspero y de cuerpo a cuerpo es un reto físico, mental y táctico del que el equipo de Gracia saldría reforzadísimo. Hoy por hoy no hay otro punto de inflexión más redondo que este, la oportunidad no se puede dejar pasar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook