El equipo filial de Valencia Basket afronta desde este domingo (17:30 h, València) la semifinal del playoff de ascenso a LEB Oro. Una eliminatoria a ida y vuelta en la que el ganador consigue el billete para la segunda categoría del baloncesto español. Tras arrancar la temporada del debut en LEB Plata con un 0-7, el técnico Xavi Albert valora cómo llega su equipo a esta inesperada semifinal.

El entrenador indica que "después del principio que tuvimos marcado por la dinámica, que tuvieron que estar los chicos con el primer equipo y la aclimatación a una nueva categoría más exigente, más dura y que no conocíamos. Pagamos un poco el precio de esa nueva competición. Tal cual se ha dado la temporada, un placer y un gusto poder jugar estos dos partidos por el ascenso".

La ausencia de presión y la ilusión han sido claves en este éxito. En opinión de Albert, "los chicos han jugado con el mismo desparpajo desde principio de año, pero las tablas, la propia progresión por la edad en la que están hace que san más consistentes compitiendo, pero el desparpajo y la voluntad de querer jugar de la manera que juegan la han mantenido desde principios de año en estos momentos de playoff donde todo te lo juegas a todo o nada en dos partidos, esta forma de jugar descarada de ellos probablemente nos haya ayudado".

Algunos de ellos han tenido la oportunidad de jugar minutos de calidad con el primer equipo masculino, en especial Guillem Ferrando y Millán Jiménez, los dos nominados incluso para el Mejor Quinteto Joven de la ACB junto a Jaime Pradilla. Aunque en momentos fue duro para el filial no contar con estos jugadores, a largo plazo incluso ha sido beneficioso: "Están en una edad en la que mejoran día a día. Todo lo que trabajan todas las experiencias que saquen de competir con gente de primerísimo nivel como nuestro primer equipo se ve reflejado en ellos, en su juego, y en lo que transmiten a sus compañeros que están en dinámica continua de LEB Plata. Ya sea Plata, ya sea acb, que aprovechen los espacios competitivos para ser mejores jugadores".

El rival por ese billete a LEB Oro es Albacete Basket, al que conocen bastante bien. El entrenador recuerda que "independientemente de que hayamos ganado los partidos de liga regular esperamos partidos de máxima exigencia. Nos lo planteamos como los dos partidos más difíciles de la temporada. El primer partido que ganamos en la J8 fue contra Albacete y es una manera de que nos motiva el volver ahí a cerrar la temporada".