Uno de los mejores jugadores de LaLiga esta temporada, entre los futbolistas con más asistencias y uno de los motores del ataque granota. Jorge de Frutos ha irrumpido este año en la máxima categoría tras un primer intento fallido hace un año con el Valladolid y una buena cesión en el Rayo Vallecano en Segunda División. Tanto es así que el Real Madrid está pendiente de su situación. El club blanco aún guarda el 50 por cien de sus derechos, el extremo gusta en Chamartín y la salida de Lucas Vázquez, que probablemente no renueve por el conjunto de Zidane, hacen que el interés sea aún mayor.

Jorge de Frutos llegó en verano como una apuesta fuerte del área deportiva granota. El extremo era uno de los nombres en los que había muchas esperanzas y en un mercado marcado por el coronavirus, el resultado no ha podido ser mejor. La pretemporada fue sobresaliente y después, aunque le costó entrar como titular, aprovechó la oportunidad a partir de diciembre para convertirse en uno de los futbolistas más importantes para Paco López. Titular indiscutible y pieza vital en la parcela ofensiva, el segociano lleva 3 goles y 7 asistencias, números que han hecho que su nombre suene aún más en la categoría. Ya no solo como un jugador de futuro sino de presente. Y el Madrid quiere aprovechar que se ha curtido para verle vestido de blanco de nuevo.

La cláusula del jugador es de 30 millones de euros pero cabe recordar que el Madrid se guardó el 50 por cien de sus derechos, algo que deja en 15 esa cifra. Esa cantidad es más que asumible para un Real Madrid que está en época de ahorro para terminar el estadio y acometer el fichaje de una estrella como Mbappé o Haaland. El contexto es similar al que llevó a la entidad de Florentino Pérez a recuperar a Lucas Vázquez del Espanyol y ahora es precisamente su salida la que podría precipitar que el Madrid se lanzara a por Jorge de Frutos.