Tras enlazar dos derrotas, la última de ellas ante el Huesca en el Ciutat de València y por ello especialmente dolorosa, el Levante se desplaza a Eibar para enfrentarse a un equipo herido (ahora mismo ocupa plaza de descenso y tiene la salvación a tres puntos) y que precisamente por ese motivo es especialmente peligroso. La clasificación dice que el Levante llega a Ipurua con doce puntos de ventaja sobre su rival y nueve sobre el descenso, pero mal haría en confiarse porque si la mala racha se prolonga todavía está a tiempo de empañar una buena temporada y meterse en un lío que puede ser gordo. Eso es así.

A nadie se le escapa que el conjunto granota, tras el subidón copero que le permitió coquetear con la final de la competición del KO, no atraviesa ahora su mejor momento ni mucho menos. Las últimas dos derrotas anteriormente mencionadas han hecho que la séptima plaza que puede dar acceso a Europa sea alcanzable casi exclusivamente desde un punto de vista estrictamente matemático. Aparcado el objetivo, a lo largo de esta semana algún protagonista directo como Gonzalo Melero, que está de vuelta, ha fijado el objetivo en quedar «entre los diez primeros» sumando los máximos puntos posibles en las nueve jornadas que restan.

El entrenador Paco López tiene las bajas por lesión de Nikola Vukcevic, Jorge Miramón y José Campaña, pero recupera a Gonzalo Melero -que entra en la lista pero no será titular- y tras los últimos malos resultados todo apunta a que el técnico de Silla podría hacer algunos cambios en defensa con la entrada en el equipo de Sergio Postigo en el eje de la zaga y la duda entre Son y Coke para ocupar el hueco que deja el lesionado Miramón.

Ello implicaría que el técnico recuperaría su línea otrora habitual de cuatro zagueros para a partir de ahí, con Bardhi ya con más ritmo, encajar un centro del campo y un ataque en el que podría incluir a Malsa o a Rochina junto a Radoja en el eje de la medular, con De Frutos en la banda derecha.

Los delanteros serían Roger Martí y José Luis Morales -aunque también podría entrar ahí savia nueva- que lleva dos meses sin marcar en la Liga y en Ipurua tratará de romper su mala racha en un campo en el que ya ha sido capaz de marcar tres goles. El ‘Moro’ ha convertido al Eibar -que curiosamente es su exequipo puesto que jugó allí cedido- en su víctima favorita ya que le ha marcado cinco goles en Primera División y su primer tanto en la máxima categoría fue en Ipurua contra el equipo vasco en un empate a tres goles celebrado el 4 de octubre de 2014.

Mal haría el equipo granota en pensar más allá del partido de esta tarde porque lo más importante es sumar para como mínimo mantener distancias respecto a su rival, pero atención porque después vienen dos partidos consecutivos en el Ciutat de València que son ante Villarreal y Sevilla, dos equipos con un potencial incuestionable. Eso le añade un puntito más de mordiente a la cita de hoy si cabe puesto que invita a hacer menos concesiones en una fase de temporada en la que ya casi todos los equipos van con el cuchillo entre los dientes para intentar alcanzar sus distintos objetivos.

Ausencia importante en el Eibar

En el bando rival el técnico exgranota José Luis Mendilibar tendrá para este partido las bajas de Rober Correa, Pedro Bigas y Bryan Gil por lesión, este último además por estar sancionado con acumulación de tarjetas. Además siguen lesionados y por lo tanto no han entrado en la convocatoria, Edu Expósito, Muto y Recio. Mendilibar podría recuperar para la titularidad a ‘Cote’, que ya disputó minutos contra el Real Madrid y lo más probable es que en el centro del campo vuelva a contar con Sergio Álvarez y Aleix García, junto a otros jugadores más habituales en su esquema como Diop o Inui, que podría entrar por otro exgranota como es Pedro León.

  • Puedes encontrar las alineaciones probables del partido aquí