Róber Pier analizó la derrota del Levante ante el Sevilla (0-1)tras un partido en el que faltó generar algo de peligro (Bono fue mero espectador de la cita) y en el que un solitario error en defensa acabó penalizando a los granotas.

Sobre la mala racha del equipo, que suma tres derrotas consecutivas en Orriols y solo tres de los últimos quince puntos disputados en LaLiga, Róber fue claro. "Obviamente no es una buena racha, no estamos contentos y queremos mejorar. Hoy era un partido complicado y el del domingo también. No quiero decir que un equipo como el Sevilla te tenga que ganar, pero hemos jugador de tú a tú, hemos tenido pocas ocasiones y no hemos concedido mucho. En un error nuestro, en una pérdida, nos han hecho un gol en un partido que llevábamos bastante controlado", señaló.

Eso sí, la clave del partido estuvo en la nula capacidad ofensiva de los granotas, que no dispararon entre los tres palos ni una sola vez. Y así, empatar si encajas es muy complicado por no decir imposible. "El Sevilla es ofensivamente fuerte; no hemos tenido la efectividad arriba para crearles el miedo, pero bueno... estábamos delante de un gran equipo y no es excusa. Habíamos conseguido ganar a equipos top de LaLiga y hoy no ha podido ser", reflexionó el gallego, que ante los hispalenses portó el brazalete de capitán.

¿Opinión sobre la Superliga?

"La Superliga al final destruye la ilusión de los equipos que luchan por clasificarse para puestos europeos; era una liga que acotaba mucho y que era para pocos. Nos perjudicaba a los clubes humildes y a los aficionados también", terminó Róber Pier.