Una vez resuelta la situación contractual de Toño García, una de las fichas más pesadas en el parámetro del Fair Play financiero, el Levante busca sustituir al lateral nacido en Alcalá de Henares con un refuerzo complementario, rentable económicamente y que no desfase más todavía el déficit que asfixia . Difícil sobre el papel, pero posible según los distintos contextos que puede generar un mercado que volverá a estar marcado por los efectos de la pandemia. Sin embargo, el club granota apuntará nuevamente hacia LaLiga Smartbank por segundo año consecutivo, al menos, para cubrir la salida del '3' granota. El Levante da prioridad al mercado nacional y las limitaciones de presupuesto obligan a centrar los esfuerzos procedentes la categoría de plata.

Tras incorporar desde Segunda División a Son, Dani Gómez, Malsa y De Frutos, quien selló de manera sobresaliente su primer año en Orriols, el Levante tiene en su lista varios nombres para fortalecer el perfil zurdo. Uno de ellos es Pep Chavarría, actualmente en las filas del Zaragoza, y que cerró su debut en el fútbol profesional con presencia en el esquema de Juan Ignacio Martínez, jugando casi tres mil minutos, marcando un gol y repartiendo una asistencia. A sus 23 años, el jugador nacido en Figueres (Cataluña) gusta en las oficinas del Ciutat de València para completar a un Carlos Clerc indiscutible en esa parcela. Además, su ficha no lastraría las maniobras que debe realizar la dirección deportiva para dejar las cuentas granotas en un punto de equilibrio.

No obstante, el nombre del joven futbolista catalán no es el único que otea en el horizonte de la secretaría técnica. Sus características, tanto futbolísticas como salariales, cuadran con otros perfiles que se hallan también en los intereses de la secretaría técnica, siendo Fran García (21), Enric Franquesa (24), Álex Muñoz (26) y Javi Jiménez (25) las otras opciones que se barajan. En el caso de Fran y Enric, hoy disputarán el primero de los dos asaltos para subir a Primera División, representando a Rayo Vallecano y a Girona respectivamente. Sin embargo, el jugador rayista, de aterrizar en València, haría el mismo trayecto que Dani Gómez y Jorge De Frutos, ya que sus servicios pertenecen a día de hoy al Real Madrid. Álex Muñoz, valenciano y procedente de San Juan de Alicante, lleva dos temporadas respondiendo a buen nivel en el lateral izquierdo del Tenerife y le resta un año de contrato. Mientras, Javi viene de ser integrante de un Mirandés que, por momentos, soñó con lograr una de las posiciones para jugar los Play-Off de ascenso, pero su participación se fue diluyendo en el último tercio de liga.

Sin desatender la obligación de equilibrar las cuentas, el Levante quiere obtener recursos que sigan dando garantías competitivas. La situación provocada por el déficit económico insta a mirar otra vez hacia la Segunda División, pero el escenario de la categoría continúa siendo un mercado que explotar. Múltiples frentes abiertos y semanas por delante.