Óscar Plano se aleja de Orriols ante las exigencias económicas del Real Valladolid. Después de cerrar la incorporación de Roberto Soldado para las próximas dos temporadas más una opcional, en la lista de la secretaría técnica se encuentra todavía el extremo madrileño, pero la postura del conjunto vallisoletano hace que las negociaciones estén cerca de concluir sin llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes.

Pese al descenso de categoría a Segunda División, el cuadro comandado por José Rojo Pacheta no dejará salir a cualquier precio a uno de sus mejores jugadores. Por el exfutbolista del Alcorcón solicitarán un traspaso que no entra dentro de los parámetros económicos del Levante, marcados por la condición de desahogar el déficit financiero. Situación que entromete el interés por Plano y que tiende a centras los esfuerzos en sellar definitivamente el fichaje de Roberto Soldado y de encontrar al compañero de posición de Carlos Clerc, donde Enric Franquesa parte con ventaja.  

Te puede interesar:

Con contrato hasta 2023, Óscar Plano fue una de las excepciones en la deficiente campaña de su equipo, que competirá en LaLiga SmartBank el próximo año. El Valladolid finalizó el presente curso en penúltima posición, con treinta y un puntos y con un margen de cinco unidades con la franja de la permanencia. No obstante, el atacante mantuvo una línea positiva durante el transcurso de la temporada. Anotó cinco goles y repartió otro cinco, pero su aportación fue insuficiente para mantenerse en la élite del fútbol español.

Pese a las buenas sensaciones que transmitió y a la suculenta posibilidad de verle por la zona de tres cuartos del Ciutat de València, Óscar Plano no aterrizará en Orriols salvo cambio de rumbo. De esta manera, la dirección deportiva deberá sondear otras opciones para reforzar la posición de extremo.