La pretemporada del Levante UD ha comenzado con overbooking. El equipo comenzó la 21/22 con hasta tres incoporaciones (Soldado, Brugué y Franquesa), pero de momento no se han producido salidas en Orriols y el club debe cuadrar el agujero con el Fair Play financiero por ventas que suman los 16 millones de euros.

Vezo es uno de los jugadores con posibilidades de salir y con más mercado, sobre todo en Portugal. El club, eso sí, valoraría la opción de incorporar otro central si el ex del Valencia Cf acabara saliendo; las nuevas llegadas están, por tanto, supeditadas a las ofertas para vender a futbolistas.

Y en este contexto surgió el nombre de Funes Mori; un ofrecimiento por parte del Villarreal CF, como en su día también lo fue el 'exgroguet' Enric Franquesa, ahora granota. 

El argentino de 30 años gustaba en las oficinas del Levante y se valoró su fichaje, pero su alto salario estancó la posible operación. Su valor de mercado es de dos millones de euros y termina contrato en 2022, con lo que el Submarino estaría obligado a negociar por el central a la baja.