La primera puesta a punto del Levante expuso múltiples lecturas positivas. Sin embargo, la que mejor sabor de boca dejó fue la que transmitió la parcela atacante, que entonada en los primeros cuarenta y cinco minutos, demostró que está diseñada para ser una amenaza en LaLiga Santander 21/22.

Soldado, Jorge De Frutos y José Luis Morales fueron los encargados de descorchar el champán de las anotaciones. El primero a través de una jugada fortuita, ya que desvió un disparo de ‘El Comandante’ que acabó en el fondo de la red, pero le quiso dar el mismo valor que al resto.

"Siempre es bueno hacer goles, da igual la forma que sea. Lo importante es ayudar al equipo”, dijo el flamante fichaje del Levante al finalizar el encuentro ante los medios del club.

A su vez, tanto el segoviano como el madrileño perforaron la meta francesa mediante la especialidad de ambos: zancada y verticalidad. El ‘18’ aprovechando un pase medido desde atrás y el ‘11’ arrancando, recortando y definiendo.

No obstante, las tres dianas vienen reforzadas de sus números la pasada temporada. Los números de De Frutos en el plano anotador no son tan abundantes (4), pero sus diez asistencias le alaban. Mientras, tanto Soldado como Morales superaron la decena contando las competiciones oficiales. Catorce el primero y misma cifra el segundo.