El déficit financiero que tiene a sus espaldas el Levante no solo afecta en el plano económico, sino también en el deportivo. La necesidad de dar salida a los descartes e, incluso, de hacer una gran venta, aumenta con el paso de los días pese a que los precedentes no hayan sido satisfactorios. Nombres que están marcados en rojo como el de Vukcevic o el de Sergio León siguen sin recibir intereses y ningún club ha puesto dinero encima de la mesa por los que más cartel tienen. El Niza presentó dos distintas ofertas por De Frutos, pero, además de entrar en los planes de la próxima campaña, ni una ni otra remediaba la deuda de la entidad granota, más allá de que el Real Madrid tiene la mitad de los derechos del extremo.

A falta de tres semanas para que arranque el campeonato doméstico, Paco López, a día de hoy, no podría completar una lista de dieciocho futbolistas -el mínimo- para competir en LaLiga Santander (una situación que viven otros equipos). Dieciséis son los jugadores inscritos en la actualidad de los treinta y uno que se encuentran trabajando en pretemporada. Encima, muchos de los que están apuntados están en la rampa de salida (por ejemplo Coke, Vukcevic, Sergio León), mientras, en el marco de los que no están alistados, existen ausencias significativas. La más llamativa, la de José Luis Morales. El club, al firmar un nuevo contrato en febrero del ejercicio anterior con El Comandante, no dispone de margen para añadir a una de sus máximas estrellas de la plantilla y el capitán del equipo.

La ampliación de contrato del ‘11’ le impide aparecer en ese listado de futbolistas inscritos. Contexto similar al de otros jugadores del cuadro de Orriols. Óscar Duarte, Sergio Postigo y Miramón, renovados a lo largo del curso 20/21 (los dos primeros por cláusulas de contrato y el tercero por consenso de la dirección deportiva), tienen la barrera del Fair Play al firmar nuevos contratos. Entretanto, ninguna de las tres incorporaciones puede debutar como futbolista del Levante en LaLiga por el momento, ya que se espera arreglar esa situación antes del fin de semana del 14 y 15 de agosto.

El área técnica tiene todavía la tarea de registrar a Soldado, Franquesa y Brugué. De los porteros, el único que permanece inscrito en LaLiga es Aitor Fernández. Koke Vegas, recién regresado de su cesión en el Mallorca ,con el que consiguió el ascenso a la máxima categoría, y Cárdenas, inmerso en una renovación de contrato, no aparecen entre los ‘elegidos’.  

Jugadores del Levante pendientes de inscripción

Con Hernani como hombre discordante, en las ausencias destacan los ‘chavales’ que vienen desde categorías inferiores con las excepciones de Pepelu y Pablo Martínez: dos futbolistas que regresan al club tras crecer en Guimaraes y en Miranda respectivamente. Blesa, Cantero y Ferni tampoco están inscritos, aunque falta por conocer qué decisión tomará el club sobre ellos. Si mantenerlos en plantilla o buscar cesión para no cortar el crecimiento deportivo de todos ellos.

Primer contatiempo

La primera baja del Levante 21/22 está en una de las perlas de la cantera. Álex Blesa, quien pasa a tener contrato del primer equipo esta temporada, sufrió un esguince de grado II-III en el ligamento colateral medial de su rodilla derecha en el ensayo del domingo ante el Al-Ain. Una lástima para el joven valenciano cuando disfrutaba de la pretemporada en el primer equipo.