El Levante UD está pendiente del mercado para aprovechar cualquier gran oportunidad que pueda presentarse para reforzar la plantilla. El último nombre que ha sido puesto encima de la mesa del club granota es el de Borja Garcés

Según el diario AS, el Levante estaría pendiente de la puja para hacerse con los servicios del futbolista del Atlético. Garcés termina contrato en 2022 y después de renovar, se espera que salga cedido a un equipo de Primera División en busca de minutos.

Garcés estuvo el año pasado en el Fuenlabrada en Segunda División y por el momento está dejando buenas sensaciones en la pretemporada rojiblanca.