El futuro de Pepelu ha dado un volantazo en las últimas cuarenta y ocho horas. Su destino apuntó a la Ligue 1 de la mano del Clermont, después de que el Vitoria de Guimaraes, equipo en el que estuvo cedido la temporada pasada, y el Cincinnati de la MLS quisieran, sin éxito, hacerse con los servicios del jugador, pero la propuesta del Getafe, cociéndose desde hace semanas, ha trastocado los planes preestablecidos. El canterano, tras dos satisfactorias experiencias en Portugal, tiene decidido que su próximo destino está en el Coliseum Alfonso Pérez. Le satisface la oferta, que en principio contempla un proyecto a tres años vista, las condiciones y la posibilidad de competir en la máxima categoría del fútbol español, y cuenta los días para afrontar un nuevo paso en su carrera deportiva. Sin embargo, la cúpula granota mantiene su futuro en el aire. Después de llevar una reunión en el mediodía de hoy miércoles, todavía no tiene una firme decisión sobre el jugador, que quiere vincularse a un reto con el que pondrá punto y final a nueve años en el Levante sin apenas oportunidades en el primer equipo. 

El medio en el Vitória de Guimaraes. VG

La posible llegada del nacido en Denia al sur de la Comunidad de Madrid está hecha a conciencia. En la secretaría técnica azulona consideran que sus características futbolísticas encajan con la mentalidad que baraja Míchel González en su segunda etapa en el Getafe. Alejado del estilo defensivo que impregnó José Bordalás y que marcó tendencia a nivel nacional, el aterrizaje de Pepelu se debe a que el entrenador madrileño quiere un ‘6’ que no sea de corte defensivo y sí que tenga técnica, conducción de balón y personalidad en la medular. Además, el centrocampista tendrá un papel reseñable en el Coliseum Alfonso Pérez. El actual futbolista granota se enrolará en una línea en la que residen Maksimovic, Timor, Carles Aleñá y Mauro Arambarri. Pese a que en la dirección deportiva esté en guardia ante una posible salida del uruguayo, quien se encuentra en la lista de intereses del Valencia CF, Pepelu no llegaría para sustituirle. El cuadro madrileño abordaría otra operación ajena a la del canterano

Sin embargo, el valenciano no será residual bajo las órdenes de Míchel. Su firma por el Getafe es para disponer minutos más allá de que la ecuación pueda jugar a su favor. Con un Aleñá cuyo fichaje se realizó para que fuera un futbolista que pisara área rival, y un Timor que también puede ocupar la posición de central, la idea, además, es la de oxigenar a la pareja formada por Maksimovic y Mauro Arambarri. Dupla que la pasada campaña lo jugó prácticamente todo en LaLiga Santander.

De esta manera, Pepelu dispondrá de los minutos que no le garantizan en el Ciutat de València. La masificación de futbolistas en el centro del campo de la plantilla dirigida por Paco López fulmina cualquier opción de que continúe de levantinista. El club tuvo previsto renovarle pero las miras del valenciano están en otros horizontes. Mientras, el Levante tiene en nómina a siete en su posición sin contar a Pepelu, aunque la idea sea la de dar salida a Nikola Vukcevic y permanecer pendiente de qué sucede con José Campaña, quien más cartel posee en el escaparate.