De Frutos se queda en el Levante a todos los efectos salvo volantazo inesperado de última hora. Los del Coliseum Alfonso Pérez, pendientes de recibir la totalidad de los dieciocho millones de cláusula para formalizar el traspaso de Cucurella al Brighton inglés, no ofrecen los números que exigen en las oficinas del Ciutat de València, que además, está condicionado por el cincuenta por cien de los derechos que pertenecen a su club de procedencia, el Real Madrid. Pese al fuerte interés del Getafe en hacerse con sus servicios, el extremo segoviano permanecerá una temporada más en el club ya que no está en venta. A pesar de la suplencia del pasado sábado ante la Real Sociedad, su ausencia en el once titular no está condicionada a una posible salida, sino a una cuestión de planteamiento. Es un futbolista fundamental para Paco López y tendrá un protagonismo mayor que la temporada pasada. De hecho, el club tiene previsto pactar una mejora de contrato una vez finalice el mercado de fichajes.

El futbolista de 24 años es de los pocos que ha recibido ofertas durante la ventana de transferencias. Todas, insatisfactorias para la dirección deportiva. La primera procedente del Niza a cambio de una cantidad de seis millones de euros. Y la segunda, y única, de nueve millones por el cien por cien de sus derechos originaria del Getafe a mediados de verano. Un interés que viene de lejos y que está a punto de no fructificar. Son los dos únicos acercamientos que ha tenido el ‘18’. Más allá de que, en un mercado donde el desfase del Fair-Play Financiero lastró las arcas del club, independientemente de la inyección económica debido al acuerdo entre LaLiga y el fondo inversor CVC, sea de los futbolistas que más cartel tiene en la plantilla granota, la idea nunca ha sido deshacerse del futbolista. Mientras otros jugadores con renombre sí se encuentran en la lista de transferibles, De Frutos entra en los planes deportivos de manera innegociable y su peso aumentará durante el devenir del curso que está en fase de arranque.

Mientras, el Levante tiene múltiples frentes abiertos, sobre todo, en el apartado de las salidas. Las marchas de los descartes es una prioridad a pocas horas de entrar en la fecha límite del mercado de fichajes y el último día de mercado se prevé intenso en ese sentido. Hernani cruza los dedos para recalar en Turquía y Sergio León hace lo propio para que el cuadro levantinista y el Valladolid, pendiente de liberar fichas, lleguen a un punto de encuentro. Un conjunto pucelano que todavía se mantiene firme con Óscar Plano. Entre las partes del jugador y la cúpula granota está todo hablado, pero el problema, a día de hoy, es entre clubes. No obstante, el madrileño muy difícilmente recalará en Orriols.