El duelo contra el Celta se antoja como determinante para los intereses del Levante, que tras cinco jornadas de LaLiga Santander, no ha conseguido la victoria. Paco López, desde que llegó a Orriols en 2018, solventó varios contextos comprometidos, en los que las dudas florecieron tanto por la falta de resultados como por la falta de sensaciones. Confiado en que la afición tendrá un papel importante y que los llevará en volandas hacia el triunfo, el técnico de Silla confía en los suyos, en el trabajo del día a día y en que una situación más favorable, según su percepción, está al caer.

"Veo cada semana trabajar al equipo. Te soy sincero. Yo los veo cada día. Percibo, hablo con ellos, los veo entrenar. Creen en lo que hacemos y lo digo sinceramente. Creen en el trabajo del cuerpo técnico. Y cuando ves que un equipo tiene implicación y compromiso al final tienen que llegar los resultados. Pero al final esto es fútbol. Los resultados no nos van a apartar del camino marcado. Y eso siempre lo he dicho desde que soy entrenador del Levante, en los momentos buenos y malos. Estoy tranquilísimo y sé que llegarán los resultados como en otros momentos complicados de otras temporadas", declaró el entrenador de Silla. 

Después de deslizar en el pospartido del choque ante el Rayo Vallecano que, en clave emocional, el equipo tenía ansiedad por conseguir la primera temporada del curso, Paco confesó que al equipo lo ve fuerte mentalmente tras la imagen que dio en Elx, en un choque en el que la falta de acierto, pese a que fueron superiores durante los noventa minutos, les imposibilitó no salir del empate a uno. Ahora, el Levante tiene la oportunidad de dar un giro a su situación para encararla hacia un mejor contexto. Un triunfo cambia por completo cualquier atisbo de duda y de incertidumbre y desde dentro son conscientes de ello. El Ciutat, además, jugará un encuentro clave para sus intereses, en el que buscará generar un ambiente hostil para el Celta de Vigo.

"La verdad es que el otro día en Elche se demostró que el equipo está bien emocionalmente. Entrenando los veo bien y no noto ansiedad. Se trata de gestionar cada momento de la temporada como toca. Hemos vivido diferentes momentos difíciles a lo largo de la temporada y lo importante es saber gestionarlo. No les tengo que pedir nada a los aficionados. Contra el Rayo estuvieron sensacionales. Nos da mucha energía tener a la gente empujando. Para el futbolista es esencial porque le da un puntito más siempre de energía. Y emocionalmente es importante para cualquier equipo el apoyo de su afición", dijo.