Javier Pereira aterrizará en el Levante junto a su mano derecha, con quien ha compartido su aventura en el Henan Jianye de la Superliga china y que, como aliciente, cuenta con pasado levantinista. El segundo del entrenador nacido en Badajoz será Agustín Izquierdo, técnico que cuenta con experiencia en categorías inferiores y que conoce al club de Orriols debido a su paso como granota en su etapa de jugador

Durante la temporada 1993-1994, el lorquino defendió los intereses del Levante ocupando la posición de mediocentro. Por aquel entonces, el conjunto de Orriols militó en Segunda División B, y Agustín, que está cerca de recalar en el cuadro levantinista junto al relevo de Paco López, jugó un total de treinta y cuatro partidos y marcó un gol, en el que fue, a sus veintitrés años, el comienzo de una trayectoria que englobó Badajoz, Jaén, Elche, Algeciras, Jerez y Don Benito. En tierras extremeñas fue donde más tiempo desarrolló su carrera, mientras tanto en el Ciutat de València como en la localidad andaluza solo permaneció un curso.

Antes de vincularse a Javier Pereira, Agustín Izquierdo hizo camino como primer entrenador. Se retiró en el Don Benito e, inmediatamente, se hizo con los mandos de la parcela táctica del cuadro de la provincia de Badajoz. Un sendero que terminó en 2017 de la mano del Extremadura. Enamorado del fútbol desde que tiene uso de razón, Agustín Izquierdo, curtido en el barro del balompié español, tendrá la oportunidad de formar parte de un banquillo de Primera División para demostrar sus conocimientos y aportar su grano de arena en un Levante del que llegó a formar parte. El acuerdo para que sea oficial su desembarco en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Buñol está al caer.