Una de las primeras patatas calientes para Javi Pereira es la de la enfermería. El técnico se ha preocupado en estos primeros días por recopilar toda la información posible sobre el estado de los lesionados y los jugadores con molestias como Bardhi, Malsa o Clerc. Sin embargo, hay uno que le preocupa por encima del resto.

Se trata de Campaña, ausente desde el partido contra el Rayo y en el ojo del huracán por sus reiterados problemas físicos. El andaluz, el mejor pagado de la plantilla, culpó al césped de su última lesión, lo que a nivel interno desencadenó un pequeño rifirrafe, ya que apuntó directamente a los conciertos del pasado verano con los que el club ha obtenido ingresos atípicos.

En la última etapa de Paco López desde el seno de vestuario se echó en falta una mayor implicación de su parte, tanto en lo que se refiere a su ausencia en algunos eventos de grupo como al hecho de que descartase someterse a una prueba para que los técnicos supiesen si podían forzar para que llegase a Palma de Mallorca por el miedo a recaer nuevamente de su lesión.

Finalmente Campaña no volvió a tiempo pero en los entrenamientos ya sin Paco López, curiosamente después del encuentro contra el Mallorca, volvió a resentirse. Aunque no hay parte médico oficial, las pruebas revelan una molestia en el sóleo que puede alargar a tres semanas su estancia en el dique seco.

En el Levante UD existe una honda preocupación por el estado físico del centrocampista, que lleva prácticamente una año completo enganchado un problema detrás de otro. Campaña es la primera patata caliente de Javier Pereira.