El enfrentamiento de mañana que medirá fuerzas entre el Levante y el Getafe coincidirá con el primer cara entre Jorge de Frutos y el equipo que insistió en hacerse con sus servicios en la última ventana de traspasos. El conjunto del Coliseum Alfonso Pérez, último en la clasificación con una unidad en su casillero, vivió un verano de transición tras la salida de José Bordalás hacia el Valencia, y tras firmar a Míchel González para su banquillo, acometió distintas operaciones para moldear un equipo a imagen y semejanza del nuevo técnico. Sin embargo, el extremo segoviano, quien estuvo en la lista de objetivos, sobre todo, tras la salida de Cucurella hacia la Premier League, fue una de las piezas que se quedó en el tintero.

En un verano en el que el Levante tuvo la urgencia de vender para equilibrar su déficit económico, el club solo recibió dos ofertas por un mismo jugador que, precisamente, fueron por De Frutos. El atacante percibió las propuestas del Niza a cambio de seis millones y del Getafe, de nueve millones, por el cien por cien de su propiedad. Derechos que comparte el conjunto granota con el Real Madrid a día de hoy y que, por lo que corresponde al cuadro blanco, el club de Orriols hubiera adquirido la mitad. Pese a los cantos de sirena procedentes del Alfonso Pérez, el seno de la entidad no recibió otra proposición que mejorase la inicial, después de tumbar la única oferta por escrito del Getafe al ser insatisfactoria para sus intereses.

Sin embargo, la atención que despertó Jorge De Frutos no fue casualidad. En su segunda puesta en escena en la élite, tras medio año en el Valladolid sin apenas oportunidades, se destapó, a partir del primer tercio del curso anterior, como una de las revelaciones del campeonato, sellando cuatro goles, diez asistencias y convirtiéndose en un elemento fundamental en el esquema de Paco López.

De Frutos se estrenó como goleador en Primera ante el Getafe. JM LÓPEZ

Aunque esta temporada no haya arrancado con tanta lucidez, el atacante se postula como una de las bazas de Javi Pereira en su idea de jugar de manera vertical, y ante el Getafe, equipo contra el que, además, se estrenó como goleador en Primera División, buscará dar su mejor versión para escalar hacia su rendimiento más alto.