El Levante, después de tomar la decisión de prescindir de Javi Pereira y de la dirección deportiva, vuelca sus esperanzas, de momento hasta el domingo, en Alessio Lisci. El técnico italiano, quien llegó a Buñol en 2011, cumple el sueño de hacerse con los mandos del primer equipo tras pasar por las categorías de Alevín, Infantil, Cadete y Juvenil. Un largo trayecto y un reto que afronta con máxima ilusión, sin que le suponga un problema y sin pensar en lo que pueda deparar el futuro. Su aspiración de sentarse en un banquillo de élite ya está tachado en su lista de objetivos vitales, por lo que tiene la intención de aprovechar el momento. De vivir el día a día y no pensar en el tiempo que le pueda quedar como técnico del Levante, más allá de que sus horas de vuelo en categorías inferiores le alaben. Cuestionado por su condición de interino, Alessio Lisci lo tuvo claro.

"Actualmente mi situación es la misma que la del primer equipo. Se lo comenté el otro día a los jugadores. El error más grande que podemos hacer ahora es pensar en el pasado y en el futuro. Tenemos que vivir el presente. Nuestro día a día es entrenar bien y jugar bien contra el Melilla. Luego será entrenar bien y jugar bien contra Osasuna. Cuando el árbitro pite el final en el partido contra Osasuna veremos qué pasa, pero ahora mismo estamos todos mentalizados en el aquí y en el ahora", dijo el entrenador en rueda de prensa, mientras aprovechó para deslizar sobre qué idea de juego se mueve.

"Mi fútbol domina varios estilos de juego, no me ciño en un solo sistema porque podría limitarnos. Cualquier sistema de juego funciona a nivel defensivo, ofensivo y te da sus ventajas. Parto de la base de que hay que poner a los jugadores donde mejor rinden. Y a partir de ahí cada plantilla tiene sus peculiaridades y tienen que funcionar de la mejor manera posibles. Mis equipos tienen que tener una identidad, principios de juegos que deben tener controlados a pesar del sistema. Y saber que todas las fases son prioritarias, no podemos descuidar ninguna porque el gol te puede llegar en cualquier momento. Vamos a aprovechar, y mucho, el trabajo que se estaba haciendo antes con Paco y con Javi. No los podemos dejar a un lado porque son trabajos que hay que aprovechar pero intentando meter lo nuestro. Una cosa está clara: tenemos máxima confianza y que las cosas saldrán perfectamente", comentó.