Después de prácticamente una semana de descanso por vacaciones, hoy a las 16:30 los jugadores del Levante UD vuelven al trabajo en la Ciudad Deportiva de Buñol. Los jugadores granota han aprovechado para resetear en sus casas y coger fuerza para afrontar el tramo clave de la temporada, en la que tendrán que voltear una situación francamente complicada (el equipo es colista a siete puntos de la salvación). 

La reacción no puede hacerse esperar si los levantinistas quieren tener opciones de salvar la categoría. La distancia con los puestos de permanencia es de tres partidos y hay precedentes de equipos que se salvaron en coyunturas incluso peores, pero solamente el trabajo puede sacar el Levante del pozo en el que está. El combinado granota prepara su choque contra el Villarreal CF el próximo lunes día 3 a las 19:00 horas.