Sergio Postigo, recién recuperado de sus problemas físicos, se siente fuerte y con confianza de dar el máximo para que su equipo consiga la permanencia en la élite. Un reto apto para un vestuario que, según el punto de vista del capitán, sabe lo que es salir airoso de contextos comprometidos.

¿Cómo se encuentra?

Muy bien. Con mucha energía y con muchísimas ganas de, por fin, poder ayudar al equipo. He estado prácticamente toda la primera vuelta sin estar disponible y es inevitable estar feliz ahora mismo. No te voy a engañar, han sido momentos difíciles. No solo por las lesiones, sino por la frustración de no poder ayudar al equipo en esta situación. Si estuviésemos, por ejemplo, en mitad de tabla, de manera holgada y cumpliendo objetivos, evidentemente querría ayudar, pero lo llevaría de otra manera porque ves al mundo contento. No obstante, este no era el contexto ideal. No poder ayudar ni estar en el día a día lo he llevado bastante mal.

¿Mentalmente desgasta ver que no puedes ayudar mientras el equipo se hunde?

Es muy frustrante, pero al final, mis compañeros, que están sufriendo por no poder ganar, están peor que yo. Mi mensaje hacia ellos siempre ha sido positivo, de intentarlo, de seguir y de transmitir el mensaje de que queda mucho tiempo, pero no ha sido fácil porque verles sufrir y no ayudar me frustró mucho. 

¿Hasta qué punto alivió el triunfo ante el Mallorca?

Nos sirvió de mucho. Aunque parezca que no, el vestuario y la afición van y piensan igual. Ellos confían en que nosotros podemos conseguirlo y nosotros nos lo creemos. Tenemos motivos y por naturaleza soy optimista. Esta plantilla ha estado en situaciones no idénticas, pero sí similares, de dificultad y de poder conseguir cosas importantes, como por ejemplo, cuando llegó Paco López y logramos tantas victorias seguidas. En ese momento era algo impensable, sobre todo en tan poco tiempo. Creo que haber vivido esa situación, el saber que este equipo haciendo lo mismo está salvado y estando la mayoría de los que estuvimos en aquel momento, te hace confiar. 

Esta plantilla ha estado en situaciones no idénticas, pero sí similares, de dificultad y de poder conseguir cosas importantes, como por ejemplo, cuando llegó Paco López y logramos tantas victorias seguidas.

Sergio Postigo - Jugador del Levante UD

¿Aquella racha que lograron con Paco López es el ejemplo que tienen para salvarse?

No lo hemos hablado en el vestuario, es algo que te digo yo, pero los que llevamos más tiempo lo pensamos. Muchos compañeros no vivieron ese momento, pero los que lo vivimos nos hace pensar que podemos volver a conseguirlo. Hablo de futbolistas, pero también de la afición. Todo el mundo vivió ese momento. Por eso digo que vamos por el mismo camino de que somos conscientes de que este equipo puede conseguirlo, principalmente, porque ya lo ha hecho. Sabemos que es muy difícil, porque la clasificación no engaña, pero tenemos la capacidad de lograrlo.

¿Fue difícil de gestionar la semana del Mallorca tras el correctivo en Vila-real?

Fue complicada de gestionar, aunque no fue negativa esa reunión que tuvimos con los aficionados tras el partido contra el Villarreal. Fue una conversación en la que querían saber nuestro punto de vista, se lo dimos y creo que nos entendimos bien. Como capitán que soy, les dije lo que pensaba y el por qué de esta situación, y finalmente, el mensaje suyo fue de ir a por todas. Este equipo se va a dejar todo hasta el final. No puedo prometer nada sobre qué pasará, pero lo que puedo garantizar es que moriremos en el campo. Obviamente, la situación en la que estamos hace que ese ‘todo’ no llegue, pero les digo que el equipo, a veces con más acierto y otras con menos, trabaja mucho por intentar darle la vuelta a la situación. Nadie ha tirado la toalla en el vestuario. 

¿Qué explicación le da al bloqueo mental? Fue uno de los argumentos que dio ante los aficionados por la situación que vive el equipo.  

Somos conscientes de lo que generamos a nuestros aficionados. Hacer un buen papel o no hará que miles de personas estén contentas o no. Para lo bueno o para lo malo, y nosotros sabemos que no estamos dando la talla. La responsabilidad que tenemos y no estar a la altura hace que no te sientas liberado. Durante los últimos años, hemos visto jugadores con una calidad increíble a los que ahora mismo no les salen las cosas. ¿Por qué? ¿Acaso son malos futbolistas ¿No corren? No. De hecho, los datos dicen que, precisamente, corren mucho. Y viéndolo desde fuera sabes que el equipo trabaja, pero en la situación en la que estás no ayuda.

¿Cómo está el vestuario tras ganarle al Mallorca?

Mucho mejor que la semana anterior. Llevamos mucho tiempo diciendo que necesitábamos una victoria. Ojalá haberla logrado muchísimo antes, pero ha llegado en un momento en el que todavía es posible salvarse. Aún estamos lejos, pero viene un rival al que deberíamos ponerle las cosas muy difíciles. Los partidos en el Ciutat, ahora, se tienen que contar como finales, y ese plus, lo tenemos que poner nosotros.

Sergio Postigo, durante su entrevista con SUPER. Francisco Calabuig

¿La salvación pasa por los partidos ante Cádiz y Getafe?

Si somos realistas sí. Son rivales que están peleando por lo mismo que nosotros. No solo vencerle al Mallorca fue clave, sino que ese gol de Morales es más importante de lo que creemos. Hace que les ganemos el golaveraje. Nunca se sabe si nos puede hacer falta, así que tenemos que creérnoslo. 

Después de ganar al Mallorca todo se ve con más optimismo. Encuentro en el que disputó su partido 150 con el Levante. Felicidades.

Muchísimas gracias. No tenía ni idea de la cantidad. Me lo dijeron al día siguiente del partido. Son cifras importantes, de las que uno se siente orgulloso de poder llegar en un club con tanta historia y tan grande como el Levante. 

¿Se imaginó llegar hasta los 150 partidos cuando firmó? 

Ni mucho menos. Vine feliz con el proyecto y con la ilusión de ascender a Primera División a un club grande, pero en ningún momento me imaginé estar tanto tiempo. Estoy muy contento. 

Intuyo cuál será su mejor recuerdo como levantinista…

(Ríe) Sé a cuál te refieres: el gol contra el Oviedo. Tengo una foto allí en casa y es un recuerdo que nunca se me va a olvidar, pero tengo otros grandes momentos aquí. Esa clasificación para las semifinales de Copa ante el Villarreal siempre estará también, aunque con la ‘manchita’ de que no hubiese nadie en las gradas. Lo pienso un millón de veces. Si ese día llega a estar el estadio lleno sería un recuerdo que jamás se olvidaría. Por encima, incluso, del gol ante el Oviedo pese a que fui yo quien marcó el tanto del ascenso. He vivido momentos increíbles durante seis temporadas. 

Además, momentos y experiencias que le han llevado a ser uno de los capitanes.

No sé si fue en la segunda o en la tercera temporada cuando me eligieron como uno de los capitanes. Fue emocionante. Para mí es un orgullo serlo. Cuando en una plantilla te sientes valorado por tus propios compañeros, a nivel personal es muy importante. Por lo que estoy agradecido también.

¿Qué significa el Levante a nivel personal para usted?

Llegué aquí con la ilusión de poner mi granito de arena para devolver al Levante a Primera y he vivido experiencias muy positivas. Lo que hace que un jugador se sienta identificado con un club son todas esas vivencias. Aquí tengo tantísimos recuerdos que hacen que el Levante no sea un club más. Me siento partícipe de todo lo que hemos conseguido y me veo reflejado con los valores del club. Para mí esta es mi casa. 

¿Se ve retirándose en Orriols?

Ojalá me pueda retirar aquí. Quiero seguir disfrutando del fútbol muchísimos años. Tengo contrato hasta 2023, pero pienso a corto plazo. Ahora mismo no se me pasa por la cabeza otra cosa que no sea lograr la permanencia. Sin embargo, ojalá me pueda retirar aquí. No te voy a engañar.

Ahora mismo no se me pasa por la cabeza otra cosa que no sea lograr la permanencia. Sin embargo, ojalá me pueda retirar aquí. No te voy a engañar.

Sergio Postigo - Jugador del Levante UD