Shkodran Mustafi continúa dando pasos de firmeza hacia su recuperación. Según pudo saber SUPER, el central alemán acudió esta tarde a una revisión médica para analizar en qué punto se encuentra el esguince que sufrió en el ligamento colateral externo de la rodilla derecha frente al Espanyol y el resultado de las pruebas fue satisfactorio. Supervisado por el cirujano Ernesto Fernández, el médico le dio permiso al defensa para dejar atrás las muletas, quitarse la ortesis que le acompañó desde que fue operado y empezar a entrenar con carga. Una noticia llena de positivismo para un futbolista que, debido a problemas físicos, se ha perdido siete encuentros en LaLiga Santander desde que aterrizó en Orriols superado el mercado de verano.

Sin embargo, Mustafi se encuentra en el ecuador de su regreso a los terrenos de juego. Precisamente hoy, el '13' cumple seis semanas desde que pasó por el quirófano y se estableció el periodo de tres meses de baja. Después de haber llegado a la mitad del trayecto hacia su reaparición, donde su plan de trabajo se limitó a entrenar tanto en el gimnasio como en la piscina, todavía le queda un mes y medio para estar disponible para Alessio Lisci. Según los tiempos establecidos, Shkodran podría reaparecer a mediados de marzo. No obstante, su evolución, favorable hasta el momento, marcará su reincorporación al grupo.