La dinámica competitiva y, sobre todo, la combinación de resultados de la pasada jornada obliga al Levante a dar su versión más impecable para salir triunfante de uno de los feudos más intimidantes de Europa: el Santiago Bernabéu. Sin embargo, el chute de autoestima que supuso la victoria contra la Real Sociedad inyectó un positivismo que da fuerza para dar la machada en el campo del Real Madrid. Así lo reflejaron, conscientes de que sus rivales directos aún tenían que disputar sus respectivos partidos, jugadores y miembros del club después de finalizar el encuentro. De hecho, no se barajó otro escenario que no fuera el de conseguir el triunfo. «Vamos a ganar en el Bernabéu», fue la frase más repetida en las profundidades del Ciutat de València. Algunos con más convencimiento que otros, pero con la seguridad de que su equipo, tras no bajar los brazos contra la Real Sociedad y hacerse con el bote de la victoria pese a las múltiples dificultades con las que se encontró, dará el cien por cien. Con confianza e ilusión, teniendo sus momentos y resistiendo a las embestidas, pero con la finalidad de tocar el cielo en la casa blanca. 

La visita al estadio del ya campeón de LaLiga Santander de la presente edición será la primera de las tres ‘finales’ que quedan por delante, mientras la distancia con puestos de salvación es de cinco unidades a falta de nueve por jugarse. De reojo, el Levante mirará los escenarios donde también se jugará su supervivencia en la élite del fútbol español. Sobre todo, poniendo el foco de atención en Los Cármenes, donde una victoria del Granada, quien marca la decimoséptima posición, ante el Athletic Club colocaría a los de Alessio Lisci en el patíbulo. Pese a ello, la imagen mostrada en los encuentros anteriores y haber superado su primer ‘match ball’ contra la Real Sociedad son motivos de peso para creer en hacer pleno de triunfos en el tramo final. Más allá de que el empate en Mestalla, independientemente del dominio y las grandes ocasiones generadas, dejó algunas esperanzas por el camino. El Bernabéu será la primera parada en su escalada hacia la salvación y el equipo, tal y como transmitió tanto al final del duelo frente a los de Imanol Alguacil sobre el terreno de juego como en su salida del Ciutat de València, está convencido de ganar a los de Carlo Ancelotti. «El Levante se ha ganado otra oportunidad. Nos habían dado por muertos y siempre hemos revivido. Hay que darlo todo en todos los partidos que nos quedan. Tenemos que ir con todo lo que tengamos, a muerte», aseguró Alessio Lisci en la rueda de prensa posterior al último encuentro.

Movilización granota

Ante la necesidad de ganar para mantener viva la llama de la permanencia, la afición se está volcando con la situación y está respondiendo de manera notable al viaje organizado por la Delegación de Peñas y desplazamiento subvencionado por el Levante. De las 358 entradas disponibles para la grada visitante del Bernabéu se han vendido más de 200, y después de la gran respuesta del primer día, la sensación, desde dentro del club, es que se agotará el cupo de tickets disponibles.