El Levante UD afronta una durísima labor de reconstrucción del equipo tras el descenso a LaLiga Smartbank. A pesar de que aún no ha elegido al entrenador de la próxima temporada, Felipe Miñambres ya trabaja en la confección de la plantilla y una de las claves está bajo los palos.

El equipo llega a este mercado de fichajes con dos porteros de garantías como Dani Cárdenas y Aitor Fernández, lo que le da una cierta ventaja ante sus rivales por el ascenso. Sin embargo, la continuidad de ambos es muy poco probable ya que son futbolistas con cartel para seguir jugando en la máxima categoría y el cuadro de Orriols necesita vender.

Salido de la cantera y consolidado esta temporada tras dejar grandes destellos en la pasada, Cárdenas se ha erigido en el portero titular del Levante. Con los tres entrenadores desbancó a Aitor: tanto Paco López como Pereira empezaron confiando en el vasco y después cambiaron su apuesta, mientras que Alessio Lisci eligió al catalán en sus primeros encuentros y, tras sentarlo en cuatro duelos, volvió a alinearlo para el resto del curso. El de Terrassa fue, por tanto, quien vivió la racha de buenos resultados de los últimos meses.

Aunque en marzo firmó su renovación hasta 2025, la continuidad del jugador en el Ciutat de València no es segura. Así lo deslizó el propio Miñambres en la rueda de prensa que ofreció este martes. «Con Dani puede haber alguna situación en la que pueda ser traspasado. Si es traspasado, Aitor se quedará con nosotros. Si no es traspasado, valoraremos las opciones que pueda haber para él», explicó el director deportivo granota a los medios.

Cárdenas cuenta con más valor de mercado que Aitor por su edad y la temporada que ha firmado

Su papel destacado durante esta temporada y el hecho de tener seis años menos que Aitor Fernández colocan a Dani Cárdenas como una de las opciones para ingresar parte de los 10’4 millones que debe recaudar el club. Es un futbolista de presente y futuro y puede marcharse si llega una buena oferta por él, pero el catalán está agradecido a la entidad por abrirle las puertas de la élite y quiere seguir triunfando en su carrera deportiva como granota.

Aitor, en un segundo plano

La irrupción de Dani Cárdenas ha relegado a toda una institución en el equipo como Aitor Fernández a un rol mucho más secundario del que acostumbraba a jugar. El de Mondragón, con cuatro temporadas como granota a sus espaldas, se convirtió en uno de los porteros de moda de LaLiga desde su llegada a Orriols. Ahora su papel es otro y su futuro depende de lo que ocurra con el otro cancerbero.

Si se termina produciendo una venta de Cárdenas, el guipuzcoano es un hombre de garantías para defender el marco en la categoría de plata y Miñambres contará con él como uno de los pilares para lograr el ascenso a Primera. Sin embargo, su situación será bien diferente si el catalán se queda: Aitor también está respaldado por una trayectoria importante en la élite del fútbol español y podría encontrar cobijo en la máxima categoría. En cualquier caso, si el debate entre los dos guardametas ya fue complicado para los tres entrenadores que pasaron por el banquillo granota la temporada pasada, se antoja inviable mantenerlo en Segunda. La forma de resolverlo es que uno de los dos rivales por el puesto abandone la disciplina azulgrana.

Miñambres confirmó el martes que Aitor se quedará si Dani Cárdenas sale traspasado

El contrato del vasco le vincula con el Levante hasta 2024 desde enero, cuando se rubricó la ampliación. En aquel momento era titular y estaba en un buen momento tras detener un penalti en lo que terminó siendo la primera victoria de la temporada contra el Mallorca.

De momento, eso sí, ambos están en plantilla y Miñambres aseguró que todos los futbolistas con contrato están inscritos y le caben en los límites salariales de LaLiga. Queda tiempo para valorar las ofertas que lleguen por cada uno de los porteros antes de que empiece la pretemporada. La llave la tiene Cárdenas, que es el que cuenta con un mayor valor de mercado, y a partir de las ofertas que lleguen por él se decidirá qué es lo mejor para las cuentas y la planificación.