José Luis Morales no se despedirá del levantinismo en el Ciutat de València. El futbolista madrileño, líder y capitán del equipo granota durante las últimas temporadas, tenía la intención de dar explicaciones y decir adiós en el estadio de Orriols. La entidad le dio la opción de hacerlo con la presencia, aunque sin la participación, de representantes del club.

De momento, según informa À Punt, sigue sin estar programado ningún acto para despedir al futbolista. Al Comandante se le ofrecía la sala de prensa del estadio para comparecer en solitario, una opción que no ha aceptado. Además, se le dio la opción de emitir un comunicado a través de los canales oficiales del Levante. El futbolista todavía no ha comunicado al club que rechaza estas dos posibilidades que se le han ofrecido.

El Ciutat de València seguirá siendo la casa de Morales durante algunos meses, ya que el Villarreal actuará ahí como local hasta diciembre mientras tienen lugar las obras de remodelación del Estadio de la Cerámica. Hasta ahora el deseo del Comandante era despedirse antes de que fuese oficial su fichaje por el Submarino para las dos próximas temporadas.

Ahora mismo la forma de decir adiós que prepara es un texto que publicará en redes sociales. El atacante dará explicaciones a la afición, que está muy dolida con su marcha tras afirmar en repetidas ocasiones que se quedaría y también le recrimina su actitud más reciente: publicó un texto enigmático en Instagram tras conocerse su salida y se dejó ver muy sonriente en Ipurua para presenciar el Eibar-Girona.