Lo primero son las salidas, pero el Levante ya trabaja en las caras nuevas que debe proporcionar a Mehdi Nafti para la lucha por el ascenso a Primera. Mohamed Bouldini, uno de los hombres más destacados en la categoría de plata a lo largo de los últimos meses, es uno de los futbolistas que están en el radar de Felipe Miñambres para la próxima temporada. El marroquí apenas ha disputado 17 partidos en el fútbol español, pero su adaptación a LaLiga Smartbank fue muy rápida. A pesar de que su buen rendimiento no fuera suficiente para evitar el descenso del CF Fuenlabrada a Primera RFEF, el ariete africano vio portería en siete ocasiones y repartió dos asistencias de gol en esos meses. Eso le convierte en un futbolista muy atractivo para muchos de los clubes de Segunda.

Su llegada al cuadro madrileño se había producido en enero en forma de cesión. Procedía del Santa Clara portugués, con el que sigue teniendo contrato hasta 2024. Sin embargo, repetir experiencia en el fútbol español es una posibilidad para él tras varios cambios de club en la liga lusa. En la primera mitad de la temporada, de hecho, era suplente y disputó muy pocos minutos.

El atacante de 26 años gusta mucho en la categoría y ha demostrado ser completo. Es rápido y tiene habilidades para regatear, controlar, pasar y desmarcarse con facilidad. Entre sus goles esta media temporada destaca uno que logró de chilena frente al Alcorcón.

Movimientos en ataque

La delantera granota, por el momento, ha perdido a su pieza más importante: José Luis Morales. El capitán del equipo se marcha al Villarreal tras finalizar su contrato y deja al Levante sin muchos de los goles y asistencias con los que ha estado contando tantos años. Sí continúa por ahora en la plantilla Roger Martí, el otro gran referente: recibió una oferta del Rayo Vallecano que mantenía el sueldo que percibía en Primera como granota pero esta fue inmediatamente rechazada por el club de Orriols. También siguen vinculados a la entidad Roberto Soldado y Dani Gómez.

Otro hombre con mucha incidencia en los datos de goles y asistencias, Jorge de Frutos, puede jugar un papel clave en la llegada de Bouldini al Levante. El nexo de unión entre las partes es el Getafe, que tiene muy avanzadas las negociaciones para incorporar al segoviano a su plantilla a falta de cerrar el acuerdo final. El club azulón está insistiendo al azulgrana en la posibilidad de incluir a futbolistas en la operación para abaratar el coste y valora jugar la carta del marroquí. El delantero gusta en el Coliseum y la opción que se sopesa es ficharlo y dejarlo cedido en Orriols para que, además de entrar en la operación, se foguee un año entero en Segunda. La postura granota, sin embargo, sigue siendo la misma: el Levante solo quiere dinero para cumplir la obligación de vender por 10’5 millones y es prudente para no sobrecargar la plantilla, en la que a día de hoy hay 24 fichas profesionales ocupadas.

La opción de Mohamed Bouldini entraría en el perfil de futbolistas que conocen la categoría y quieren jugar en Segunda, que es lo que busca Felipe Miñambres y reclama Mehdi Nafti para construir una plantilla a la altura del reto. La pretemporada arrancará dentro de 17 días y el club granota, aunque sin más prisas de las debidas, va dando pasos hacia el nuevo curso.