La operación salida granota sigue tomando forma. Pese al descenso, hay muchos futbolistas con cartel con los que recaudar los 10’5 millones necesarios para equilibrar las cuentas. Uno de los candidatos a marcharse es Aitor Fernández, que a pesar de haber perdido este año el puesto en beneficio de Dani Cárdenas tiene opciones para seguir jugando en la máxima categoría. El equipo que está pujando por el vasco con más fuerza es Osasuna. Aitor es del gusto de Jagoba Arrasate, que quiere dar competencia a Sergio Herrera con otro guardameta de garantías y con experiencia.

Por parte del Levante la salida de uno de los dos porteros entra dentro de los planes, pero no es una operación urgente. Más relevantes son las ventas de De Frutos y Bardhi, a los que se espera sacar un rendimiento económico importante. Felipe Miñambres afirmó en mayo que Cárdenas podría salir traspasado y en ese caso Aitor se quedaría. Este lunes, por otro lado, el director deportivo recordó en la presentación de Mehdi Nafti que los contratos están para cumplirse y quien quiera salir debe hacerlo con una buena oferta.

Quedan dos semanas y media para que arranque la pretemporada y las gestiones se van agilizando. El Levante escucha propuestas, pero lo primordial seguirá siendo cerrar las ventas que vayan a aportar más dinero al déficit de 10’5 millones que hay que resolver.