Mohamed Bouldini es uno de los nombres que baraja Felipe Miñambres para la punta de lanza del Levante, que necesita nuevos recursos en la delantera tras la salida de José Luis Morales al Villarreal después de firmar trece dianas en el último curso. El interés en el atacante marroquí es real y el club trabajará para abordar la operación del nacido en Casablanca.

A sus 26 años, las referencias son buenas, después de haber completado con sensaciones positivas su única experiencia en la categoría de plata de la mano del Fuenlabrada. Pese a que el cuadro madrileño terminó descendiendo a 1º RFEF, el ariete, desde su llegada en enero en calidad de cedido procedente del Santa Clara portugués, perforó la portería rival en siete ocasiones y repartió dos asistencias de gol a lo largo de 17 encuentros. Buenos números que seducen a la dirección deportiva, mientras trabaja de manera paralela para sacar jugadores a cambio de rédito convincente para las arcas del club.

Pese a que a nivel nacional cuenta con poca experiencia, Mohamed Bouldini encaja en el perfil que se busca en Orriols. Sobre todo tras la declaración de intenciones de Mehdi Nafti, quien busca gente que rinda independientemente del currículum que atesore. El delantero conoce la Segunda División y se ha curtido en un contexto desfavorable, rindiendo a un nivel notable y siendo uno de los partícipes de que el Fuenlabrada mantuviese la categoría pese a que siempre se antojó complicada.

Después de que sus cifras le alaben y cuadren con lo que se busca en el Ciutat de València, Mohamed Bouldini oposita a una delantera en la que se encuentran Roberto Soldado, Dani Gómez y un Roger Martí que cuenta con opciones de salir hacia un Primera División, pero la entidad solo contempla un traspaso.

La planificación del Levante de cara a su temporada en Segunda División pasa por una revolución de plantilla, en la que la prioridad es vender futbolistas, en un total de 10,5 millones, para alcanzar el equilibrio financiero que necesita el club. Sin embargo, la entrada de jugadores que quieran darlo todo por ascender de categoría es uno de los objetivos de Mehdi Nafti, que tiene claro cuál es el modelo de plantilla por el que suspira en la división de plata.

«Vamos a ver a un Levante que quiera contagiar al aficionado y que el aficionado se identifique con el equipo y con lo que se vea sobre el terreno de juego. Que transmita y que el jugador también lo haga. Quiero un Levante con corazón», dijo Nafti en una entrevista con SUPER.