Mehdi Nafti, a cuatro días de arrancar la pretemporada con el Levante, analizó sus sensaciones como entrenador granota, sus primeros días en el club y lo que quiere de su equipo, en el que será un curso exigente, a través de los canales oficiales del combinado levantinista. El técnico reconoció que ya se siente como en casa tras días en los que su nivel de actividad fue elevado, en los que ha trabajado para hacer una pretemporada exigente. Además mandó un mensaje a la afición. No les pidió nada de cara al nuevo año. Simplemente, les lanzó el discurso de que lo darán todo para estar a la altura de la categoría, con el único y exclusivo objetivo de subir a Primera División.

Sensaciones: "Ya me siento un poco en casa. Ya respiro el ambiente de este estadio. Han sido unos días sin parar".

Forma de ser: "No sé actuar de otra forma. Ni lo sé si quiero serlo. Quiero ser yo mismo. He ido mejorando porque intento ser más políticamente correcto porque mi proceso lo pide, pero sin cambiar mi carácter, mi esencia ni quién soy".

Pretemporada: "Vamos a intentar hacer una pretemporada exigente. A todos los niveles. Que los jugadores pasen mucho tiempo juntos. Creo mucho en las pretemporadas por el hecho de crear un ambiente familiar entre los chicos. Que se conozcan. Los dos primeros días serán de pruebas médicas y físicas, estaremos un par de días aquí y saldremos hacia El Saler".

Exigencia en los meses de preparación: "Es una exigencia medida. Ellos tienen que disfrutar desde la exigencia, pero, para mí, ser futbolista es el mejor trabajo del mundo. Levantarse por la mañana para hacer lo que te gusta es un lujo".

Afición: "Nunca me ha gustado pedirle nada a la afición porque primero tienes que dar. A la afición les voy a pedir que intenten limpiar la mente del año pasado. Vamos a pasar página y a intentar, todos juntos, hacer un buen año. Vamos a darlo todo para devolver al Levante a su sitio, hacia Primera División. Que cambien el chip, aunque entiendo la frustración. Pero si tú llegas al Ciutat de València pensando en la temporada anterior creo que lo van a pasar mal. No lo digo por capricho, sino por necesidad. Daremos todo para que se lleven una alegría del Ciutat cada dos semanas".

Qué quiere de su equipo: "Quiero que mis jugadores transmitan sensaciones buenas a la grada. Un equipo intenso, ordenado, agresivo y que el aficionado se sienta identificado con lo que ven en el terreno de juego. Así, podemos hacer que los rivales tengan una tarde muy complicada".