José Gómez Campaña tiene la fecha límite del 30 de julio en la vuelta de la esquina. Al medio se le acaba el tiempo para presentar una oferta de un club de Primera, que le iguale el salario, para salir cedido en su último año de contrato. Sin embargo, el Levante solo contempla un escenario: obtener ingresos para dejarle marchar.

El centrocampista quiere seguir su trayectoria en la élite y no en Segunda División. Categoría a la que aterrizó cuando firmó por la entidad del Ciutat de València en el verano de 2016. No obstante, el conjunto levantinista, tal y como pudo averiguar Superdeporte, no tiene ninguna oferta, sea de la condición que sea, encima de la mesa. Si el futbolista no presenta ninguna opción en firme, el club solo valora un traspaso a pesar que solo le reste un año de contrato.