La racha de imbatibilidad, a pesar de que se tambaleó más que nunca en Butarque, sigue su curso para un Levante que no pierde la esperanza de ascender a la élite del fútbol español. El conjunto dirigido por Javi Calleja es consciente de la dificultad. Es, de hecho, conocedor de los obstáculos a los que debe de hacer frente para conseguirlo. Sin embargo, nunca va a perder la fe en su ilusión de subir a Primera División. El encuentro contra el Leganés fue una clara prueba de ello. El Levante, que se las prometió felices debido al gol de Campaña en el ecuador de la primera parte, vio peligrar la estadística que le da fuerzas para remar hacia su objetivo, tras verse remontado por el Leganés con dos goles de José Arnáiz. No obstante, nunca, independientemente de la dificultad y de las adversidades, dejará su brazo a torcer. Peleó hasta que el tiempo reglamentario se lo permitió. Y aunque fue sobre la bocina, el Levante, gracias a un tanto en el descuento de Róber Ibáñez, se llevó un punto (2-2) que le mantiene en su pelea de ascender a Primera y, sobre todo, le permite mantener la esperanza.

Si el combinado dirigido por Javi Calleja presumió de cosechar catorce partidos sin perder en su visita a Butarque, el Leganés quiso reivindicar la racha que le ha permitido situarse como candidato a clasificarse para la promoción. Su derrota contra el Albacete cortó un total de once encuentros invicto, por lo que medirse al Levante supuso, además de una motivación, una oportunidad para demostrar que nada de lo que sucede en las profundidades del equipo de Imanol Idiakez es casualidad. A pesar de un leve remate de cabeza de Wesley en los compases iniciales, los locales adquirieron los hilos de la contienda a través de uno de sus baluartes: José Arnáiz. El '10', mediante regates y acciones zigzagueantes, impulsó a los suyos a tumbar a uno de los equipos más en forma de la competición, aunque Juan Muñoz fue el primero en intimidar la portería de Cárdenas. El atacante, tras recibir un pase filtrado y dibujado con precisión por parte de Miramón, topó con el meta levantinista, que achicó el avance del '11' del Leganés para impedirle su diana particular. Sin embargo, el Levante, independientemente de su estado emocional, y aunque se vea superado por su adversario, siempre aparece sin diferenciar ni el tiempo ni las formas. 

Curiosamente, fue a través del que fue el nombre de la semana. Pese al poco tiempo que llevó en Butarque después de que se cerrase su cesión, la necesidad del Leganés de contar con un carrilero hizo que Enric Franquesa, granota hasta hace escasos días, fuese directo al once de Idiakez. Quiso, ante el equipo que tiene sus derechos, lucirse y demostrar todas sus características desde la banda izquierda, pero su ímpetu se convirtió en infracción que perjudicó a los suyos. Una pérdida del catalán la rebañó De Frutos, y en la carrera por impedir el avance del extremo, cometió un penalti que Campaña se encargó de transformar. Con intención, con potencia y arriba, a la escuadra izquierda de Asier Riesgo. Una diana que, en medio del sobresaliente estado de forma con el que aterrizó el Levante a Butarque, presagió una nueva victoria. Sin embargo, nada de eso iba a suceder. El Leganés no solo se lo creyó, sino que le dio la vuelta a la situación gracias a una de sus referencias. Un José Arnáiz que si empezó a ser peligroso en el inicio, terminó siendo decisivo.

Cinco minutos después del tanto de Campaña, el '10' del Leganés, después de que Juan Muñoz le habilitase, igualó la contienda con un disparo fuerte y al primer palo de un Dani Cárdenas que no pudo impedir el empate, pero que se vengó del gol encajado en el descuento de la primera mitad. El conjunto de Imanol Idiakez tuvo la oportunidad de adelantarse en el luminoso antes del descanso mediante la fórmula con la que el Levante puso el primero en Butarque. Rúben Vezo, dentro del área, derribó a Raba, pero el canterano impidió un mal mayor adivinando el fuerte lanzamiento desde los once metros de José Arnáiz.  

El subidón del penalti detenido por Cárdenas se vio reflejado en la reanudación del duelo. Pablo Martínez, desde la frontal, impactó la ventaja para el Levante en el larguero. Y a pesar de que el equipo granota dio un paso al frente sobre el terreno de juego, el Leganés finalmente se llevó la palma con Rúben Vezo en el foco. Su nivel, a lo largo del curso, está siendo indiscutible, pero no fue el día del portugués. El central, en su intención de resarcirse del penalti provocado, cedió con la cabeza a Postigo, aunque la debilidad del envío la aprovechó, otra vez, José Arnáiz superando el mano a mano con Cárdenas a través de un disparo cruzado.

Una vez se vio por debajo, el Levante, aturdido por los reveses, quemó sus naves introduciendo efectivos sobre el terreno de juego. Pero, sobre todo, sin perder la fe. Saracchi se topó con Riesgo, al igual que Roberto Soldado, en el descuento, mandó arriba un esférico por centímetros. No obstante, la igualada llegó. Volcado en ataque, Róber Ibáñez apareció como si de un héroe se tratase. El '19' aprovechó un despeje de Nyom en área pequeña para, prácticamente a portería vacía, darle un punto a los suyos y arrebatarle una unidad a sus excompañeros. Un punto que, según lo acontecido en Butarque, mantiene al Levante en su pelea por ascender, pero, sobre todo, refleja que el equipo no pierde la fe por conseguirlo.

En directo

Última actualización 16:15

Polémico penalti

No lo he visto. En el VAR no sé si ven que mete la pierna Rúben o la deja Raba. Tengo que verla en televisión. Él la ha pitado porque la ha visto

Mejor racha en categoría nacional

Para mí es una de las claves. talento y buenos jugadores, pero sin esta mentalidad y fe es lo que nos da estos resultados

Sin victoria a tanta gente desplazada

La afición, de 10. Ver el campo con tanto aficionado del Levante es un orgullo. Haremos todo por conseguir el objetivo y la pena es no irnos con una victoria que poder dedicársela

Nos ha faltado esa practicidad en ciertas jugadas. No complicarnos. Tiene mérito el planteamiento del Leganés, pero ambos goles llegan precedidos de fallos individuales

Decisiones tácticas

Queríamos darle la vuelta al partido y en el banquillo teníamos jugadores que tienen un poco de todo. Soldado con experiencia y criterio; Rober Ibáñez se mueve bien entre líneas; queríamos mantener el balón también y al final obtuvimos, a base de insistencia, el empate. Destaco el espíritu del equipo. Puede ser el punto que nos dé el ascenso

Se sobrevive a un mal día

Es el partido más incómodo que hemos vivido. No hemos sido lo inteligentes que debíamos en la primera parte. Han aprovechado mejor cómo estaba el campo y en la segunda parte ya hemos remontado

Ver más