Manu Serrano entra en la órbita del Levante

Felipe Miñambres tiene sobre la mesa la opción del lateral izquierdo del Real Madrid C. Es de su agrado y aterrizaría con ficha del filial. De no recalar en Orriols pese a terminar contrato, renovará y subirá al Castilla, donde cuentan con él para la temporada que viene

Serrano, entrenando con el primer equipo del Real Madrid.

Serrano, entrenando con el primer equipo del Real Madrid. / REAL MADRID

Rafa Esteve

Rafa Esteve

El mercado de fichajes comienza a dar sus primeros pasos, y aunque el Levante reconociese a través de Julián Calero y Felipe Miñambres que será un periodo donde pretenden dar puntada con hilo, en un tramo donde llegarán «las rebajas en todos los sitios y seguro que hay buenas posibilidades», tiene prioridades en sus filas. Sobre todo, en defensa, donde habrán piezas que recomponer para rearmar la que se antoja como una línea de gran trascendencia en los esquemas del nuevo técnico. En el tramo inicial del que será otro verano de movimientos en las oficinas de Orriols, ambas partes trabajan para confeccionar una plantilla que sea aspirante al ascenso a Primera División con piezas que refresquen la ilusión de volver a la élite. Y un candidato a estar en la plantilla la temporada que viene es Manu Serrano. 

Según pudo saber Superdeporte, Felipe Miñambres tiene sobre la mesa la posibilidad de contar con el lateral izquierdo del Real Madrid C. Una posición que se ha quedado huérfana tras las salidas de Álex Muñoz y Álex Valle y que será obligatorio reforzar de cara a la 24/25. Procedente de Pinto y nacido en 2004, el canterano blanco es del agrado del astorgano y aparece como una posibilidad para reforzar la banda izquierda del Ciutat de València. Integrante de La Fábrica desde 2018 y bien considerado entre los técnicos de Valdebebas, su entorno considera que está apto para dar el salto al fútbol profesional después de grandes campañas en categorías inferiores. Este año, no solo ha sido titular indiscutible en el Real Madrid C, sino que ha repartido un total de dos asistencias y marcado cuatro goles entre todas las competiciones. Además, ha sido de los elegidos para entrenar bajo las órdenes de Ancelotti con los Bellingham, Kroos, Modric y compañía. Una serie de situaciones que han colocado a Serrano en la mesa de Felipe Miñambres, siendo una opción a valorar por el astorgano.

Uno de los aspectos que juega a favor del pinteño es que, a sus 20 años de edad, llegaría a Orriols con ficha del filial, tal y como sucedió con Carlos Álvarez cuando la temporada pasada aterrizó en el Levante procedente del Sevilla. Además, puede, en caso de urgencia, actuar como central, aunque Serrano destaca por ser fuerte, agresivo, contundente y por su buena capacidad para enviar centros desde el lateral. Pese a que acabe contrato con el Real Madrid el próximo 30 de junio, su entorno lo ve listo para competir en el fútbol profesional y consideran que el Levante es ideal para crecer. No en vano, de no recalar en el Ciutat de València, renovará con el Madrid para dar el salto al Castilla, ya que en las oficinas de Valdebebas cuentan con él al considerar que es un futbolista de mucho futuro. La pelota está en el tejado de Felipe.

Suscríbete para seguir leyendo