06 de septiembre de 2014
06.09.2014
VUELTA DE TUERCA

Mendilibar en estado puro

El técnico reparte 'perlas' entre sus hombres para aumentar el nivel de exigencia de cara a Málaga

06.09.2014 | 18:23
Mendilibar en estado puro

Mendilibar, tras la pequeña tregua concedida el pasado jueves después del amistoso en Almansa, le ´recordó´ ayer al equipo que hay que mantener el nivel de exigencia en cada sesión y lo hizo siendo él mismo. ´Mendi´ en estado puro. Al técnico de Zaldibar se le vio especialmente activo en una sesión, la que dispuso en la ciudad deportiva de Buñol, de poco más de hora y media de duración y en la que tuvo para todos.
Con la que suele ser su habitual vehemencia, pero que todavía no ha mostrado en exceso desde su llegada a València, el técnico reprendió a todos los que no lo hicieron como él pedía. Desde los porteros hasta los delanteros pasando por los más jóvenes y también por los más veteranos. Mendilibar tuvo ´perlas´ para casi todos.

El brasileño Rafael fue de los que más relajados entraron en la sesión y ´Mendi´ se encargó de despertarlo tras la primera acción en un ejercicio de ataques organizados que malgastó: «¡Va coño, que no hay rival!». El ariete está llamado a ser quien marque diferencias en la definición, pero ayer le llegó un balón centrado a la cabeza que no acertó a rematar con nitidez... y ahí llegó la segunda: «¡Te resbala en la calva el balón...!».
Cada una de sus arengas, con la mejor intención, espolea a sus futbolistas. Los más veteranos saben ya que ese es su modus operandi y quizás ello ayuda a que todos acaten los mensajes con normalidad. Así sucedió ayer cuando el canterano Iván perfiló el cuerpo en dos acciones consecutivas de idéntica forma tras recibir el balón y el técnico le invitó a que buscase más alternativas: «Va Iván, recibes con la intención de hacer sólo un pase, siempre el mismo pase...».

Los nuevos tampoco se escapan. Toño, el último en llegar, fue rebasado por dentro en un lance del partido modificado que el técnico dispuso de forma que un equipo marcaba en una portería, y el rival en otras dos algo escoradas hacia las bandas. La permisividad defensiva del último fichaje no pasó tampoco inadvertida para el entrenador: «Toño, ¿qué cojones hago?». Hasta Mariño encajó un gol que en opinión del técnico debía ser evitable porque para él hubo un «¡Va portero! la madre que te va a parir...». Cada detalle estuvo supervisado, y si no que se lo digan a Víctor Pérez quien perdió un balón sencillo y se tuvo que oír: «¡Ay esos controles!»

Mendilibar es así. Los futbolistas lo saben y el nivel de exigencia, a medida que se acerca la cita en La Rosaleda, vuelve a subir. La sesión de ayer fue el mejor ejemplo. Los mensajes, además, no solo fueron individuales sino también colectivos. Después de varios ataques finalizados con remates desviados, Mendi instó a afinar el punto de mira: «¡Que pare el portero cojones!». Algunos, de hecho, se durmieron en los laureles en alguna acción puntual gustándose en exceso y la jugada fue cortada de inmediato tras un tajante «Eso es imposible en un partido». Lo dicho, Mendilibar en estado puro...

Sin duda se trató de una sesión intensa en la que el susto lo protagonizó Nabil El Zhar quien, prácticamente en la última acción, se retiró con lo que según el club es una «contusión» en la rodilla. El futbolista, que reclamó la presencia de los fisios sobre el mismo césped de forma inmediata, se marchó sañalándose primero el tobillo y después la rodilla haciendo ostensibles gestos de dolor. Hoy el equipo está citado para empezar a trabajar a las nueve y media en Buñol y disfrutar después de un día libre ya que mañana domingo no se trabajará y el lunes será cuando se retome el trabajo para preparar de forma definitiva ya la cita ante el Málaga.

El rival, sin Darder
Para ese partido el rival, entrenado por Javi Gracia, perderá a Darder que arrastra un partido de sanción tras su expulsión en Mestalla. El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol castigó con un encuentro al centrocampista del Málaga Sergi Darder, expulsado el pasado viernes con tarjeta roja directa por una entrada sobre el jugador del Valencia Dani Parejo. El conjunto andaluz presentó un recurso para evitar la sanción al mediocentro, pero Competición consideró que no existe «error material manifiesto» para estimar las alegaciones presentadas y posteriormente se ha desestimado acudir a Apelación. El futbolista no estará ante el Levante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine