15 de septiembre de 2014
15.09.2014
SEGURIDAD

La portería sigue en buenas manos

Jesús se ´licenció´ en Málaga con nueve apariciones clave; por primera acabó imbatido en la Liga BBVA

16.09.2014 | 14:19

El Levante 14/15 también tiene portero. A base de paradas, Jesús ha empezado a difuminar el gratificante recuerdo de Keylor y a sumar para los de Mendilibar. En Málaga, el sábado, fue el madrileño quien agarró con las dos manos y no soltó el empate, a pesar de los múltiples intentos locales por lograr la victoria y mantener a cero en el casillero de puntos de los granotas: siete paradas y otras dos intervenciones suyas, en una salida fuera del área y un balón aéreo, respectivamente, resultaron determinantes en el resultado final.

La actuación de Rosaleda supuso su confirmación, en forma de primer encuentro completo imbatido en Liga BBVA, de los cuatro que lleva en su carrera. También su ascenso hasta la cúspide de la clasificación de paradas del campeonato, en la que ya luce con 12 en 270 minutos. Villarreal (2) y Athletic (3) sí que habían sido capaces de superarlo, aunque tampoco entonces hubo errores que achacarle.

Solo Casilla y Guaita han acumulado tanto trabajo hasta ahora, con igual o menor porcentaje de eficacia que el ´1´. Sin ser todas determinantes, este apareció hasta en 33 oportunidades en el partido frente al Málaga. El local Kameni, por contra, apenas se relacionó con el balón en media docena de oportunidades, para enfado de Mendilibar. Y es que el vasco, que desde la primera jornada ha brindado su confianza al ex del Real Madrid, confía en que su propuesta táctica acabe cuajando y relegando al meta de turno (Mariño trabaja para hacerse con el puesto) a un papel menos relevante. El técnico no está por la labor de cargar a Jesús o a Diego con el sambenito de salvadores, como sucedió el año pasado con el ´tico´, por la exigencia y riesgos que esto supondría para la conquista de la permanencia a la larga.

El madrileño es el decimo cuarto cancerbero que juega en Liga BBVA con el Levante. Sigue la exitosa estela de Keylor y Munúa, quienes pusieron el listón muy alto en las campañas previas. Con esa responsabilidad aterrizó en verano, poco después de mostrar sus prestaciones en un amistoso ante el Inter de Milán, y tras permanecer a la sombra de Casillas y Diego López las últimas temporadas.

Su primer gran tarde en la elite sirvió para conocer todo su repertorio. Estuvo certero en el juego aéreo, donde abortó un saque de esquina que Camacho se aprestaba a cabecear a gol en la recta final del primer tiempo; se mostró igualmente bien colocado y rápido de movimientos pese a su envergadura. Con el balón en los pies aún debe mejorar, aunque mostró mayor predisposición a relacionarse con la defensa fuera del área en la contra que abortó saliendo de cabeza.

En la última jornada de la 12/13, curiosamente con Mendilibar en el banquillo rival, Jesús disputó su primer partido entero en Liga con el Madrid. Aquella ocasión recibió dos tantos, pero su equipo ganó; un año antes había debutado a las órdenes de Mou que le había dado tres minutos -en sustitución de Dudek- ante el Almería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine