13 de diciembre de 2014
13.12.2014
LIGA BBVA Córdoba-Levante

Con el extra de Rafael

Alcaraz dará continuidad al once tipo y el delantero brasileño esperará en el banquillo

13.12.2014 | 11:58

El penúltimo encuentro de Liga de 2014 tiene un valor extra. La mejoría es evidente, pero también lo es que el Levante solo ha amarrado un punto de los últimos seis. El Derbi fue la última alegría. Ganar en Córdoba ratificaría el crecimiento del colectivo, pese a que la victoria se resiste un par de jornadas y, sobre todo, supondría abrir una brecha de dos partidos con un rival directo en la pelea por la permanencia. Aunque las estadísticas dan la espalda a los granotas, ya que los dos precedentes en Primera son para olvidar: 3-0 y 4-0. De las 21 visitas a El Arcángel, los de Orriols únicamente han ganado dos veces. Limones y Congo firmaron el 1-2 de la 2002/03, mientras que la otra victoria (0-1 con gol de Raúl) llegó en la fase de ascenso a Segunda de la campaña 1995/96, la del arbitraje de Fidel Valle Gil, con un jovencísimo Juanfran en una plantilla que estaba liderada por Quique Setién, el ahora míster del Lugo. Los 15.000 espectadores montaron en cólera y, después, sería el presidente Rafael Gómez ´Sandokán´, quien avivaría la llama acusando al colegiado de un supuesto amaño.

Lucas Alcaraz dará continuidad al once. Rafael arrancará desde el banquillo, por lo que Barral tendrá una nueva oportunidad, junto a su inseparable Casadesús, para dejar atrás su cruzada con el gol. A expensas de lo que suceda en Córdoba, en Copa ante el Albacete, y ante la Real Sociedad, el gaditano podría cerrar 2014 con solamente cinco dianas, una esta temporada contra el Almería. Martins viene pisando fuerte, aunque todavía no será su momento como titular en Liga. El miércoles, en Copa, sí. Ni el jugador, ni el cuerpo técnico, ni tampoco los galenos quieren dar pasos en falso. Lo importante es recuperar cuanto antes la rémora competitiva de tres meses por la encadenación de lesiones musculares. «Estamos trabajando con él, está ganando importancia y tenemos que ser cuidadosos, no porque recaiga, sino por saber en qué momento está. Ha salido de una lesión, que además vino de una recaída, por lo que no tiene un ritmo normal de entrenamientos desde hace mucho tiempo. En tres días, aunque haya metido un gol, no pasa de estar mal a bien, sino poco a poco mejor. Lo iremos utilizando en los momentos que pensemos que nos va a ser más favorable para el equipo. Esta semana hay tres partidos y es raro que no necesitemos a todo el mundo», explicó el míster de Orriols.

La convocatoria es prácticamente calcada a las de las dos últimas jornadas. La novedad es la presencia de Gavilán por el canterano Camarasa. Héctor, habitual descarte técnico, es la única baja por lesión. Repiten Issam, Pedro López, Xumetra, Víctor Pérez y El Zhar, que fue el último que no se vistió el día del ´Geta´ ya que la lista era de 19 por el golpe que sufrió Sissoko en la rodilla izquierda en la última sesión. De la gastroenteritis que arrastro a principio de semana, ni rastro.

El Córdoba y la ciudad califal son especiales para Alcaraz. Estuvo al frente del equipo blanquiverde durante las temporadas 2009/10, la del ascenso a Primera del Levante con Luis García, y 2010/11, logrando en ambas la permanencia en la Liga Adelante. Entró en lugar de Juan Luna Eslava y su mayor patrimonio fue el debut de muchos canteranos como Fuentes -ahora en el Espanyol- o Fernández -lateral derecho del Zaragoza-, entre otros, que después han acabado en la élite «Han cambiado muchas cosas, empezando por el dueño, con el que también me llevo bien, y, sobre todo, la categoría. Dejé muchos amigos en la ciudad porque dos años dan para mucho. Serán adversarios en el aspecto deportivo, pero les tengo bastante aprecio, a ellos y a la ciudad. Será un partido que nos exija hacer muchas cosas bien. Por su arquitectura y su acústica, el estadio hace los partidos muy intensos, con sus aficionados apretando mucho. El Córdoba nos buscará de una forma muy vertical y habrá que estar con los cinco sentidos, haciendo las cosas muy bien desde el primer momento», describió el granadino sobre un club querido. El Córdoba volvió a ganar en Primera 42 años, 6 meses y 29 días después (15.553 días), periplo de sequía que comenzó el 7 de mayo de 1972 con un 1-0 al Barcelona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas