27 de diciembre de 2014
27.12.2014
FICHAJES

En el Ciutat de València sólo hablan de cesiones

El club no quiere obligarse con ningún jugador para más tiempo

31.12.2014 | 12:32
En el Ciutat de València sólo hablan de cesiones

Las dos opciones prioritarias que el Levante tiene abiertas coinciden no sólo en ser exjugadores de Osasuna sino en que ambos llegarían a Orriols cedidos hasta final de temporada. A diferencia, sin ir más lejos, de lo ocurrido hace un año con Casadesús, los granotas no quieren comprometerse con ningún futbolista más allá del próximo 30 de junio. Es, no en vano, uno de los aspectos que se abordaron en el último encuentro entre Quico Catalán, Manolo Salvador y Lucas Alcaraz a propósito del mercado de invierno.

La dirección deportiva tiene a su disposición cerca de un millón para fichar a expensas del posible ahorro en sueldos si alguno de los jugadores prescindibles cambia de aires sin que el club tenga que amortizarlo entero. Sin embargo, de la conversación entre presidente, director deportivo y entrenador se extrajo la conclusión de que el objetivo de los fichajes invernales es que rindan a corto plazo y que el club esté libre de ataduras la próxima temporada.

Pese a la predisposición de Lucas por aligerar el plantel y trabajar con un grupo más reducido de jugadores, la intención del club es aprovechar la ficha que hay vacante y no empujar a nadie más allá de lo que sea estrictamente necesario para hacer hueco. Igualmente, todo apunta a que no habrá ninguna revolución de mitad de temporada, sino que sólo se reforzarán las posiciones del delantero y el mediocentro.

Aún no se han hecho ofertas
Apostando por cesiones o contratos sólo de mitad de temporada, lo que el Levante pretende es no comprometer la planificación del futuro. En estos momentos todo apunta a que más allá de la oferta que se le ha trasladado a Diop, la negociación con Iván López y la posibilidad de ejercer unilateralmente los dos años de ampliación automática del contrato de Morales, Manolo no está por la labor de estudiar la renovación de ningún otro jugador. No obstante, el rendimiento de los que quedan libres en junio será el que marque la decisión final, en especial en casos como el de Juanfran.

Aunque el mercado todavía no está abierto, el club ya ha empezado a moverse tanto con el ´Gato´ Silva como con Oriol, aunque no ha trasladado todavía ninguna oferta. En el caso del mediocentro ha iniciado gestiones con la LFP y la Federación y está a la espera de un escrito donde se le confirme que no incurriría en alineación indebida, ya que en contra de los estatutos de FIFA el Levante sería el tercer equipo del chileno esta temporada. En el caso del delantero, desde Orriols ya se le ha tanteado directamente, aunque preocupa la competencia por hacerse con sus servicios, en especial la del Málaga. Ambos encabezan hoy por hoy la lista de preferencias, aunque no son los únicos nombres encima de la mesa, ya que para ambas demarcaciones hay entre dos y tres alternativas previstas.

En lo que no va a entrar el Levante, salvo alguna ganga de mercado, es reforzar el resto de posiciones que han estado sometidas a estudio, en especial la del extremo izquierdo. Al margen del nombre de Felipe Pardo a propuesta del entrenador, el director deportivo viajó personalmente para seguir a Lazovic, un jugador que interesa mucho aunque más a plazo medio que corto y que posiblemente se termine escapando. Respecto a la portería, pese a que la sombra de Keylor Navas es alargada y a que Jesús no ha cuajado, parece prácticamente descartada como objetivo invernal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook