29 de octubre de 2017
29.10.2017
LALIGA
SD Eibar 22Levante UD
 

El Levante regala dos puntos en Ipurua frente al Eibar

El cuadro granota se llegó a colocar con dos goles de ventaja antes de dejarse empatar

11.11.2017 | 13:02
El Levante regala dos puntos en Ipurua frente al Eibar

El 'efecto Ipurua' impulsó al Eibar en un inicio diabólico, enmudeció con los destellos del Comandante Morales y agradeció la reacción de los suyos para dejar al Levante sin su primer triunfo de forastero. Las victorias de Getafe y Girona le inyectaron un plus de trascendencia a este duelo entre equipos que luchan por la permanencia, sobre todo para los de Mendilibar, sumidos en una espiral de disgustos.

El Levante se vio embotellado a las primeras de cambio por un rival enérgico. Postigo, Chema y, sobre todo, Luna y Pedro López acaparon demasiado balón, pero repeliéndolo por tierra y aire y sin continuidad. Ni un minuto tardó el Eibar en pisar el área de Raúl con un cabezazo de Oliveira que se marchó alto. A partir del fútbol de Dani García y la movilidad de Inui entre líneas, los granotas se veían obligados a correr en exceso por detrás del esférico. Fue el propio japonés el siguiente en amenazar con un servicio que despejó Postigo dentro del área. Y en una acción similar fue Chema el que neutralizó el peligro de las botas de Capa. Antes, aunque la acción estaba invalidada, Alegría cabeceó forzado y desviado. Al Levante no le quedó otra que no descomponerse, mantenerse unido y esperar a que el talento fluyera. Escalante e Inui ampliaron el caudal de ocasiones. La exigencia era tremenda. El Eibar siguió a lo suyo, esta vez intensificando su ímpetu en la banda de Luna, un viejo conocido en Ipurua. Muñiz no paraba de desgañitarse.

Un cambio de orientación de Lerma para que Morales entrara por primera vez en acción cambió por completó el partido. De exigidos a desatados por el Comandante. Era el minuto 29 y en diez después, el madrileño había revolucionado un cara a cara que pintaba negro, pero aún tendría mas tonalidades. El ex del Eibar cambió la dinámica y encarriló lo que parecía la primera victoria de la temporada fuera de casa al mandar a la red una asistencia mayúscula de Ivi y regalarle el 0-2 a Bardhi. En dos desajustes (muy frágil José Ángel), el Eibar echó por tierra su carta de presentación inicial y cayó en las redes de un Levante práctico y contundente. Al descanso, una posesión armera brutal (73 por 27), pero dos remates granotas, los dos a puerta y los dos con el aroma del gol.

Ahora con más necesidad, el Eibar arrancó igual de inyectado y se enchufó al encuentro con un golazo de falta de Arbilla en un derribo de Pedro López que llegó tarde. De nuevo, el guión volvió al de antes de los dos latigazos de Morales. Ipurua se lo creyó, siguió empujando y los centrales granotas se multiplicaron, sobre todo un Chema a quien Sergi Enrich quiso buscarle una agresión, pero Alberola Rojas no picó. Sin sufrimiento no hay recompensa y a esa pelea se sumó Boateng, que había sido duda por un golpe en el tobillo izquierdo. El reloj corría muy despacio y el encuentro cayó en un cúmulo de imprecisiones. El Eibar se mostraba demasiado impaciente y sin fluidez y al Levante apenas le duraba el balón en las botas. Pero brillaron más las ganas armeras ante su público y tuvieron premio. Con doble lateral derecho, nadie frenó la irrupción de Inui y el rechace de Raúl a su remate lo empujó Charles a la red.

El encuentro fluyó por escenarios totalmente opuestos. Con el 2-2 era resistir o morir. Pero se pudo ganar si Boateng no hubiera desperdiciado un centro medido de Luna. La respuesta inmediata: un paradón marca de la casa de Raúl, ajustado a su palo derecho, de Sergi Enrich. Monumental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine